Recomendados

ll1
Es momento que el Perú sienta su solidaridad

En el programa Diálogo de Fe del sábado 11 de marzo, el Cardenal Juan Luis Cipriani se refirió a la solidaridad que debemos tener con nuestros hermanos que están sufriendo por las lluvias y desbordes en diferentes partes del país. Habló también del importante rol que los padres de familia deben cumplir en la educación de sus hijos.

Al iniciar el programa, el Arzobispo de Lima comentó sobre la ayuda que la Federación Peruana de Fútbol brindó a los damnificados por las lluvias en Chiclayo.

“Esta semana tuve la honra que la Federación hizo una donación de calaminas y de medicinas y de necesidades básicas dirigidas sobre todo a la Iglesia en Chiclayo. Estuve ahí en la Videna con el presidente de la Federación recibiendo un conjunto de materiales muy prácticos, un kit para las familias que han perdido sus casas y que están en dificultades serias. Me alegra mucho esa dimensión de ayuda en lo social, de estar cerca a la población porque la población también se identifica mucho con la selección de fútbol. De aquí agradecer y hay que seguir colaborando”.

Expresó su cercanía y su oración e hizo una petición de solidaridad con todos nuestros hermanos damnificados.

“Es un tema no solo del Estado, sino que todos podemos poner un granito de arena para ayudar a aliviar y colaborar. Damos esta voz de alarma para decir hace falta agua, calaminas, aspectos referidos a la salud. Hay que pensarlo de una manera más especial”.

Reflexionó también sobre el tiempo de Cuaresma, que en estos días está siendo criticada por no primar esa preparación personal y de sacrificio.

“Ese sacrificio de austeridad, de oración, de limosna, de recordar que somos pecadores. No es un problema para algunos, es un problema universal. Es una etapa en la que uno hace un examen de conciencia para acercarse a la Semana Santa, hacer una buena confesión delante de Dios y recibir de Él la esperanza, la ilusión, la fortaleza y a seguir batallando con la alegría de la Resurrección”.

Hay una potencia muy grande en la paternidad

Luego de escuchar el mensaje del Papa Francisco, quien nos hablaba del valor de la persona como hijo, que está por encima de cualquier discusión.

“Yo quisiera referirme justamente a una situación que hoy por hoy está muy presente. Esa potencia de la paternidad y la relación de padres con hijos están sumamente cuestionadas cuando se pretende discutir si los padres tienen un rol importante en la educación de sus hijos o no. Por lo menos en los primeros años de su educación es sumamente importante porque estás conformando su temperamento, su manera de pensar, su fe, su educación; estás conformando el alma de la criatura”.

“No es un problema político, ni de conservadores ni de liberales. Esta es una discusión posterior que puede haber en el análisis académico; tampoco es un problema de la relación de la Iglesia con el Estado. Estamos hablando de una relación antropológica, esa paternidad y esa filiación originan una serie de derechos y deberes importantísimos”.

Afirmó que la Iglesia tiene un punto de vista con el cual aportar, no imponer, que está basado en una doctrina social, no política ni de práctica de la fe, la cual nos dice que el Estado tiene un rol subsidiario.

“El Estado tiene un rol subsidiario; nosotros con nuestros impuestos damos un dinero y lo encargamos, pero nosotros somos los responsables. El Estado es el que desarrolla las políticas que deben buscar el bien común de manera subsidiaria”.

“La Iglesia no se encasilla dentro de una propuesta política, sino que cumple su misión que es la salvación de las almas, pero no se desentiende de lo que está pasando en la organización social de un país. El pueblo ve en nosotros esa voz más o menos justa que los va a proteger”.

“Padres de familia, sigamos atentos con la educación de los hijos”

Ante esto, expresó que en muchas oportunidades se ven elitismos, académicos o económicos, que pretenden manejar a las grandes mayorías de manera injusta.

“La Iglesia levanta su voz y dice Estás descuidando a esa mayoría del pueblo. Creo que este diálogo para poder ajustar las cosas cuando hay una situación de la ideología de género, se ha encontrado con muy poca apertura por parte del Ministerio de Educación.

“Evidentemente se ve la buena voluntad, no lo quiero descartar ni quiero polemizar con nadie. Sí quiero decir que padres de familia, tenemos que seguir atentos, porque era tan sencillo donde dice género poner sexo, todo estaría bien, no discrimino a nadie ni hago daño a nadie. Me parece que de alguna manera podemos tratar de hacer llegar esta información, que jamás se justifica un insulto, discrepancias sí, pero no descalificar insultando. Pediría que haya un cambio de actitud”.