Recomendados

ll1
María, la Virgen de Fátima, ejemplo de madre

En el programa Diálogo de Fe del sábado 13 de mayo, el padre José Chuquillanqui, en representación del Cardenal Juan Luis Cipriani, envió un saludo a todas las madres del Perú que mañana celebran su día. Habló también sobre las celebraciones por el centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima.

María sale al encuentro de la humanidad

El párroco de Manchay comentó que en momentos determinados de la vida y de la historia de la humanidad la presencia de María se hace más fuerte de manera muy especial.

“Cuando en el siglo pasado estábamos en plena I Guerra Mundial, a las puertas de una II Guerra Mundial, Hiroshima, el Nazismo, después las ideologías de odio y de violencia que tanto dolor y muerte causaron sobre la humanidad, María salió al encuentro en Fátima ante unos niños para decirles: “Recen si quieren que el mundo tenga paz, recen frente a todo lo que se viene, recen si queremos a la humanidad respetada en su dignidad humana”. Ese es el misterio: María en esa visión, desde la eternidad, avizoraba lo que vendría sobre el mundo y como buena madre que ante el peligro del hijo su corazón presiente el riesgo, la sangre, la muerte, sale al encuentro de la humanidad para mostrarnos su corazón y decirnos: “Si mi corazón es consagrado, la paz volverá sobre la humanidad””.

“Las realidades vividas hace 100 años atrás no son distintas en estas puertas del siglo 21. Las guerras, las amenazas, los odios, las persecuciones, todo este riesgo y todo este deseo de debilitar a la familia, de combatir la vida, nos invita también a volver nuestra mirada a Nuestra Señora de Fátima y a pedirle a ella, como buena madre, que cuide de nosotros. Ayer lo decía el Papa: “Te pido por las familias, tan amenazadas y en graves dificultades, porque en la familia se cierne el futuro de la sociedad, el futuro de nuestra comunidad””.

Señaló que Dios, a través de María se da a conocer a través de los más sencillos de corazón.

“Es así como Dios derriba a los soberbios de corazón, es así como Dios enaltece a los humildes, es así como Dios eleva a los pobres. Ese es el misterio de la pedagogía de Dios. Dios así actúa, irrumpe todos nuestros esquemas, esquemas a veces de conocimientos superlativos en el intelecto, en la cultura general, también en el conocimiento teórico de Dios. Dios se revela a los sencillos. Y en la sencillez de estos tres niños, Dios a través de María se va a dar a conocer”.

“Un mensaje también actual hoy cuando nuestra fe es atacada. Un mensaje también actual para hoy, cuando tenemos miedo a defender la fe, a defender la familia y a defender la vida; un mensaje actual hoy en un mundo que se mueve con tantas componendas, negociando la verdad, negociando la justicia. Los tres pastorcitos tienen mucho que hablarnos incluso hoy”.

El corazón de la madre está dispuesto a darlo todo

En otro momento se dirigió a las madres que el día de mañana estarán celebrando su día; de manera especial a aquellas mamás que han sufrido las consecuencias de los desastres naturales en diversas partes de nuestro país.

“Nuestra mente vuela hacia Piura, Tumbes, Chiclayo, Trujillo, Chosica, Carapongo; nuestra mente vuela a tantos lugares hoy del friaje donde vemos a estas mamás que son capaces de dejar de dormir, dejar de comer, dejar sus cosas para que el hijo tenga vida. Es como aquella mamá que sufre cuando el hijo está en la cárcel o está metido en la pandilla o está metido en comportamientos que no son. Es el corazón de la madre que está dispuesto a darlo todo. Es el corazón de la madre peruana que se va temprano a la chacra o que está trabajando en la policía o que está trabajando en los jardines o en tantos otros lugares, para que el hijo se eduque y se alimente. Nuestro corazón hoy se dirige a ellas de un modo especial”.

“En nombre del Señor Cardenal nuestro saludo efusivo a todas las mamás peruanas, a todas las mamás a lo largo y ancho de la patria; y decirles: Benditos sus vientres, mamás, que nos cobijaron desde el primer momento de nuestra existencia. Benditas mamás que han sido nuestras maestras en esos nueve meses que nos tuvieron dentro de sus vientres y que ahí se fueron forjando las vidas nuestras. Pero también decirles a tantas mamás que sufren y que lloran: Mamás, no están solas. El Papa te acaba de decir “María es tu madre””.

Finalmente, dirigió un saludo a todos los pueblos al interior del país donde veneran con un amor y devoción especial a la Virgen María, nuestra madre.

“En tantos lugares la Virgen ha acompañado el proceso de desarrollo, de crecimiento; pero también de sufrimiento de nuestra patria. Qué mejor ocasión que juntar estas celebraciones, los 100 años de la Virgen de Fátima con la celebración del día de la madre”.

“Por eso le pedimos a María que bendiga nuestra Patria. Le pedimos a María que ayude, anime y fortalezca a nuestras mamás. Así como todo el Perú está lleno de corazones por el día de la madre, también se respira ese ambiente espiritual y sobrenatural en estos 100 años de las apariciones de la Virgen de Fátima. Recen si quieren alcanzar la paz para el mundo y también para el Perú. Miremos hacia los más pobres, hacia los más sencillos, hacia los más necesitados”.