Recomendados

ll1
“Caminemos unidos por la esperanza”

“Quisiera hoy en este marco muy cercano a 28 de julio, en este clima del país, tratar de ver si un lema puede ser: “Unidos por la esperanza”. Que de alguna manera sea un poco el objetivo para que espiritualmente se diga que hay que estar unidos a todos los niveles: familia, colegios, sociedad, políticos, diferentes niveles”, reflexionó el Cardenal Juan Luis Cipriani en el programa Diálogo de Fe del sábado 15 de julio.

Destacó la importancia de estar unidos por una esperanza que viene de Dios.

“Estemos vigilantes para que nuestro pensamiento y nuestras acciones, nuestros actos, no pretendan ser como infalibles, dueños de la verdad, implacables; sino saber que nuestros pensamientos y nuestras decisiones deben estar limitadas por una realidad. La realidad es que somos falibles y cometemos errores”.

“Reconocer que no somos pensamientos puros que están en la nube y que desde ahí están emitiendo juicios. Esa manera de ser hace muy difícil la relación, la comprensión, la unidad. El que va construyendo su imperio de soberbia, de orgullo, de odio, ese imperio que se va a derrumbar, hace mucho daño a los demás y no es fácil”.

Busquemos una relación de paz, comprensión y respeto

Comentó que es necesario reconocernos hijos de Dios, reconocer nuestras limitaciones y dar a conocer nuestra opinión, pero sin pretender imponer nada.

“En esa afirmación pon siempre por delante a Dios. En Dios no hay opiniones. Dios es la verdad. Dios no está flagelándonos con la verdad. Dios acepta, escoge, tiene paciencia, acompaña. Está siempre ahí diciendo: Ojo, te estás saliendo de la pista”.

“Pero si no se da una buena relación a nivel familia, a nivel sociedad, es muy complicado que logremos la unidad. Les sugiero y vale la pena tener un desafío, lo primero que hay que tener muy claro para hacerse como niños es: Tú tienes una misión en la vida. Afírmate en esa misión”.

Carta Pastoral sobre la visita del Papa Francisco al Perú

En otro momento, se refirió a la Carta Pastoral sobre la visita al Perú de Su Santidad el Papa Francisco en enero de 2018, en la cual brinda unas primeras pautas para que vayamos preparándonos para este acontecimiento, la cual está siendo repartida en toda la arquidiócesis de Lima y será leída mañana domingo 16 de julio en todas las parroquias.

“Mejoremos nuestra práctica religiosa, en la catequesis, aprendamos quién es el Papa, qué es la Iglesia; aprendamos a confesarnos, a bautizarnos. Una mayor práctica de la fe a través de los sacramentos; una mayor oración por él, por el Papa; una oración del Rosario. Pedir a la Virgen Ayuda a este Perú a que viva unido, ayúdame a que tenga esperanza en el alma, no me abandones, que yo no me aleje, que no sea orgulloso. Dándonos cuenta que habrá un antes y un después de esta visita”.

Señaló que esta visita marcará un antes y un después para nuestro país y para cada uno de nosotros.

“Mucha gente de una generación vive su fe recordando la imagen, la palabra, el gesto, de Juan Pablo II. Pienso que pasará lo mismo con el Papa Francisco, nos dejará una huella de enseñanzas, de cariño, de modos de ser cristianos. Como ha dicho a los jóvenes: “Jesús te necesita a ti, a cada uno, a ti te necesita con nombre y apellido”. A los que van a ser sacerdotes, a los que van a casarse, a aquellos que están en el colegio o en la universidad, los que están el Twitter dándole vueltas a todo. A ti te necesita. Cómo puedo poner ese Twitter al servicio de la fe, cómo puedo poner esas ilusiones al servicio de acercar a otros jóvenes”.

“En esta carta justamente digo Todos somos necesarios y habrá esa guardia del Papa, que es una manera de convocar a miles de jóvenes, no solo de Lima sino de todos los alrededores, para que sean el fermento, el que le dará sabor a la venida del Papa, el que estará animando, cuidando, acompañando”.

Saquemos al país de ese clima de odio y venganza

Sobre el caso de la prisión preventiva al ex presidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia mencionó que es una situación que le da tristeza y exhortó a no hacer un circo mediático del caso.

“Nunca he tenido odios ni venganzas. Nunca le he deseado el mal a nadie. Frente a este panorama yo haría primero un llamado: No hagamos de esto un circo mediático, yendo a pedir la opinión de todos y de cada uno. No es el mejor modo. Hay una justicia que hay que aplicarla bien y evidentemente hay una compasión. No da alegría, a mí me da tristeza ver cómo se derrumban situaciones y personas. Está lejos de mí el tener que juzgar a alguien. Pero sí digo que la justicia debe caer a todos, una justicia bien aplicada. No hay que tener miedo a lo que dicen los medios de comunicación, ni hay que tener unos lobbies ni a favor ni en contra. La justicia le llega a todos”.

Afirmó que desde hace muchos años el Perú se ha convertido en una tierra de odios, de venganzas, de ‘antis’, que solo traen división al país.

“Hay que insistir y yo seguiré insistiendo, cuando se habla de la reconciliación no es de juntar mentiras, es de sacar el odio del corazón. Si uno se equivocó tener la grandeza de decir Me equivoqué. Toda la realidad de un país no se construye encima de opiniones. Las opiniones son muy válidas y ayudan a conocer ideas de uno y de otro. El país requiere de una plataforma de valores que no son cuestionables: la verdad, la honradez y con todo esto el bien. ¿Y quién es el que puede iluminarnos? Dios. Yo no quiero un Estado Teocrático. Pero en tu corazón, en tu alma y en tu conciencia tienes que ver qué cosa hay”.

Por tal motivo, exhortó a sacar del país de esa situación. “Opina respetando, opina con altura. Saquemos del país ese resentimiento, esa venganza, ese odio, que estos días como que asoma. Yo rezo. Rezo por todas las personas que pasan por momentos difíciles, pero tampoco se dirige el país con sentimientos, sino con la verdad”.

“Que Dios nos ayude a prepararnos para este 28 de julio unidos por la esperanza y mañana la Virgen del Carmen, a ella le pido: Ayúdanos, protégenos, extiende tu manto; sobre las familias, sobre los jóvenes, sobre los niños, sobre los enfermos, sobre todos; para que de esa manera tengamos esa paz y esa serenidad”.