Recomendados

ll1
“La Virgen del Rosario es la Mamá del pueblo de Manchay”

En medio de una gran fiesta de fe, los manchaínos celebraron la fiesta de su Patrona, la Virgen del Rosario. Las celebraciones duraron una semana y tuvieron como evento central la Santa misa el día domingo 8 de octubre en la plaza de Armas de Manchay hasta donde llegó el Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima y Primado del Perú; y el Nuncio Apostólico, Monseñor Nicola Girasoli. En la Santa Misa el Arzobispo de Lima recordó cada momento:

“Cuanta alegría al recordar tantas visitas a Manchay, cuando aquí no había nada, tantas visitas a los cerros, a los colegios, en días de trabajo para poder visitar todo, cuantos días, cuantas noches en la que el Padre José me traía por acá para visitarlos a ustedes. Hoy le pido a la madre de Dios, bendícenos, llénanos del amor a tu hijo y a la Iglesia, bendice al Papa, y de verdad gracias Manchay porque cuando se te conoce es difícil no quererte y cuando se te quiere, no abandonarte nunca”.

Jesús y María están presentes en Manchay

En otro momento el Cardenal del Perú le pidió a los fieles a que no tengan miedo a las vicisitudes de la vida porque siempre tenemos a Jesús que nos acompaña.

“Hoy, en Manchay, Cristo está presente. Hermano esa fe me dice que debo agradecer: gracias Dios por estar aquí en el corazón de cada uno, especialmente en estas zonas más alejadas de Lima donde vi tanta necesidad. Jesús está presente en cada niño, en cada anciano, en cada enfermo, en todos los rincones, y como está presente hemos recibido los obispos, los sacerdotes, el mandato de Cristo: Anda y acompáñalos en mi nombre, anda a Manchay abre esas guarderías, esos puestos de salud, esos colegios, atiende a mis hijos, por eso el pastor de Lima desde hace más de 20 años visita Manchay y tiene un lugar especial en el corazón de Manchay”.

“Manchay quiere al Papa”

También recordó el cariño que tiene todo el pueblo Manchaíno al Papa Francisco e invitó a los fieles a rezar para que quizás dentro del itinerario papal puede visitar a Manchay.

“Ese mandato de Cristo, debemos todos recordarlo, es Él que nos dice anda, no te quedes en casa, visita, ayuda, que todos se sientan que son tus hijos, que alguien los quiere, por eso aquí estoy como padre, como pastor, para animarlos en nombre de Cristo, ojala que el Papa Francisco, él lo quiere, ojala que el plan que se haga contemple esta visita a Manchay, Manchay quiere al Papa”.

“El Espíritu Santo está diciendo Dios te ama, y te está preguntando: me amas. Es lo que te preguntará, si viene, el Papa [Francisco]: ¿Y Manchay ama a Cristo? ¿Manchay ama a María? ¿Y Manchay ama a la Iglesia? Bueno pues si Manchay es tan bueno que venga el Papa”.

“Manchay ama a la Virgen del Rosario”

Más adelante recordó a los fieles el amor que debemos tenerle a la Virgen María.

“Acuérdate de Jesús cuando dice: No los dejare huérfanos. No, nos ha dejado huérfanos, tenemos mamá, tenemos a la Virgen, no es un devoción, es más y aquí en Manchay, [La Virgen del] Rosario es la mamá de todo el pueblo de Manchay. Hoy día le han puesto, esta devoción de “Desatanudos” porque el Papa Francisco tiene esa devoción, él le pide a la Virgen desata los nudos, todos los nudos que hay en la casa con los hijos, en el trabajo, en la enfermedad, tantos nudos que uno dice y que hago pues mírale a ella, háblale a ella, pídele a ella, órale a ella, abrázate a ella, María no falla nunca. María es la mamá que siempre está al lado de los hijos, comprende a los hijos, ama a los hijos por eso Manchay tiene ese corazón mariano”.

Estuvieron presentes en la Santa Misa, Monseñor Nicola Girasoli, Nuncio Apostólico; el alcalde de la Molina, Juan Carlos Zureck; el teniente de Pachacamac, Maximiliano Oliva Masías, integrante de la Cuarta Cuadrilla de la Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas, religioso, sacerdotes, seminaristas, benefactores entre otros.

Fiesta de la Virgen del Rosario en Manchay