Recomendados

ll1
“Busquemos siempre que Jesús nazca en el corazón de todos”

“Queridos hermanos, comenzamos el Adviento. Preparemos nuestros corazones, nuestras familias y nuestras comunidades para que Jesús esté aquí con nosotros. Así Jesús, el Hijo de Dios y de María, no nacerá solamente en el establo sino sobre todo en la vida de todos”, reflexionó Monseñor Adriano Tomasi, OFM, obispo auxiliar de Lima, en la Santa Misa que presidió en la Basílica Catedral de Lima el 3 de diciembre, Primer Domingo de Adviento.

031217b_misa_primer_domingo_adviento_bomberos_cenavol

Durante su homilía, precisó sobre los signos propios que nos trae este tiempo que marca el inicio de un nuevo año litúrgico para los católicos; y de cómo este inicio del Adviento nos prepara para la Navidad, en que recordamos la primera venida del Hijo de Dios nacido en Belén; pero que también nos invita a prepararnos para la última venida, cuando Jesús vendrá en la parusía al final de los tiempos; y del mismo modo recordamos también su tercera venida, aquí y hoy, en nuestra comunidad, con su espíritu, con su palabra y con sus sacramentos, sobre todo con su cuerpo y con su sangre en la Eucaristía, en que Él nos llama a convertirnos y hacerlo presente siempre en nuestra vida.

“El Adviento nos recuerda que el cristiano no se prepara solamente con los signos y adornos exteriores. Estos han de nacer de una conversión interior, de un renacer a una vida nueva que cultiva la oración personal y comunitaria, y la caridad; y que siente la necesidad de compartir su fe y su vida con aquellos hermanos que como Él caminan en la espera; pero también con aquellos hermanos que no han tenido el privilegio y el gozo de conocerle, buscando siempre que Jesús nazca en el corazón de todos, primero en nuestras familias y después en la comunidad; y en particular tratando de acompañar a los más amados de Jesús como son los enfermos, los niños y los ancianos, los pobres y aquellos que caminan en la duda o cargan la cruz del sufrimiento”.

“Reciban ustedes entonces el augurio de un año rebosante de gracias y bendiciones. Que el buen Dios nos ayude a todos a vivir este año en cada día como buenos cristianos católicos”.

Cultivemos el voluntariado con la búsqueda del bien común

Monseñor Tomasi se dirigió de manera especial al Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú, quienes llegaron hasta la Catedral para celebrar su 157º aniversario de fundación de la primera compañía en el Perú y para agradecer al Señor por todo el bien recibido y por todo el bien que han podido realizar. Así también, saludó al Centro Nacional de Voluntariado (CENAVOL) a quienes agradeció por todo el bien que ellos realizan a favor de los menos privilegiados, discapacitados y enfermos.

“Es esta una oportunidad única para agradecer a todos los Bomberos del Perú por el generoso y heroico servicio que en todo momento ellos nos rinden al país, a la sociedad y a todos los ciudadanos en su misión muy entregada y riesgosa”.

031217c_misa_primer_domingo_adviento_bomberos_cenavol

“La presencia en esta Catedral de las dos instituciones de voluntariado me motiva a pedir a todos a que nos preocupemos siempre por el bien común, que es un valor tomado pocas veces en cuenta por el individualismo y el materialismo, que es un valor que quizás nos olvidamos de transmitir y enseñar a las nuevas generaciones, pese a que sabemos que sin la búsqueda del bien común de parte de todos no se puede construir una sociedad justa y en paz”.

Se refirió también al ejemplo de los jóvenes en el voluntariado que realizarán durante la venida del Papa Francisco a nuestro país.

“Gracias a Dios, en este tiempo de espera y preparación de la visita de nuestro querido Papa Francisco ha habido una enorme respuesta desinteresada de parte de los jóvenes para servir a la Iglesia y acompañar al Papa en el voluntariado. Pero es necesario que siempre, aún después de la venida del Papa, se cultive el voluntariado con la búsqueda del bien común, que son respuesta y testimonio de la caridad de Cristo en nuestros tiempos; y son condición para la construcción de un mundo nuevo en fraternidad y en paz”.

Finalmente, felicitó a tres jóvenes que realizaron el sacramento de la Primera Comunión.

“Queridos hermanos, quiero saludar, felicitar y dar la bienvenida a 3 jóvenes: María, Maribel y Marisol, las que se han preparado con amor para recibir hoy la Primera Comunión. Ellas comienzan así su Adviento, recibiendo el cuerpo y la sangre del Señor. Las felicitamos a ellas”.

031217d_misa_primer_domingo_adviento_bomberos_cenavol

En la Santa Misa estuvieron presentes representantes del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú; así como instituciones y miembros pertenecientes al Centro Nacional de Voluntariado (CENAVOL).