Recomendados

ll1
El Papa Francisco agradeció a los peruanos su acogida y hospitalidad

En el programa Diálogo de Fe del sábado 24 de febrero, el Cardenal Juan Luis Cipriani leyó la carta que el Papa Francisco le dirigió para transmitirle su agradecimiento a todos los limeños que lo recibimos hace poco más de un mes.

“El Papa me ha escrito una carta que la haremos conocer a todos a través de las parroquias; me la dirige a mí, pero es para toda la gente de aquí de Lima. Me dice: «Querido hermano: Al volver de mi Viaje Apostólico a Perú doy gracias al Señor por tanto bien recibido en aquellas hermosas tierras». Y dice: «la cálida acogida y hospitalidad». Es algo muy peruano, muy de este pueblo. El Papa se ha llevado la percepción de un pueblo hospitalario, un pueblo que acoge. Y sigue diciendo: «Tengo grabada en el corazón la imagen de kilómetros y kilómetros de personas esperando para saludar al Papa». No olvidemos qué los motivaba: el amor a la Iglesia y al Papa. No había ninguna otra convocatoria, eran jóvenes, eran familias, eran niños”.

“Yo creo que estas consideraciones que hace el Papa nos tienen que ayudar a todos, a mí me ayuda mucho, a darnos cuenta que tenemos un país maravilloso, tenemos una gente maravillosa. No la envenenemos, no la dejemos tirada por la calle”.

Mencionó que luego de haber estado con el Santo Padre en Roma, regresa muy agradecido al pueblo peruano porque hemos dado una muestra de humanidad, de cariño, de acogida, de hospitalidad, que debe permanecer.

“Después de retornar de Roma uno viene con la enorme ilusión de haber estado con el Papa en la que juntos hemos disfrutado del viaje; el Papa recuerda con tanta ilusión, con tanto agradecimiento, que la verdad yo creo que ha sido como una muestra que surgió en este país de lo que es el fervor, la fe, de un pueblo; que ha sido una noticia que ha llamado la atención en la Iglesia Universal”.

Valoremos a la persona

Se refirió a la importancia de tratar a las personas como son, con su dignidad, con respeto, sabiendo dialogar, rezando por ellas. Y rechazar ese trato como individuos; que es el hombre aislado, egoísta, ensimismado, soberbio, que quiere dominar a los demás, el que usa y descarta.

“Tenemos que darnos cuenta que hay una gran tendencia que no está ayudando mucho al mundo entero; a ser muy egoístas en ese individualismo. Una empresa. Si la empresa es que el dueño gane todo lo que pueda y los demás su problema; no funciona la empresa; tiene que ser familia; evidentemente uno ganará más que otro, pero no puede percibir un empleado que es una cosa, que no le interesa a los demás. No puede percibir un jugador de fútbol que no está en los planes del entrenador, que no le interesa. No puede haber un chico que su papá o su mamá no tiene mucho interés en él. La población no puede ver que una autoridad política simplemente habla y habla pero no hace nada para ayudarlo”.

“Esta reflexión la hago porque está muy unida al Papa. El Papa está en una campaña de ayudar al prójimo, para que el prójimo sea tratado como persona y está diciendo mucho que no podemos descartar a la gente, porque el descarte es ese individualismo”.

La importancia de la oración

Señaló también que el Santo Padre nos ha hablado de no maquillar el corazón, de saber que donde está nuestro tesoro está nuestro corazón. “El Papa lo acaba de decir: «Dios lee en nuestro corazón, Él sabe cuáles son tus desafíos». Pero lo que no puede ser es que Dios lea en mi corazón y yo no, que yo no sepa qué hay dentro de mí. Esto que el Papa lo comenta de una manera tan bonita, yo dirigiéndome especialmente a los jóvenes, les digo: No tengan miedo de ver qué tienen dentro”.

“Creo que esa respuesta de cómo está mi corazón tiene un punto de partida: la oración. Pero, ¿en el mundo de hoy habrá espacio para la oración o dirán No, esta es una cuestión ya pasada, qué está hablando el Cardenal de oración? Oración. Prueba. No se pierde nada. En lugar de estar con tu WhatsApp ahí dándole vueltas como un muñeco, haz tu oración. También puedes agarrar el WhatsApp y decir Voy a whatsappear con Dios, voy a mandarle una noticia, una pregunta, y quiero que me responda. El WhatsApp que vamos a usar es espiritual, pero va a llegar a tu corazón”.

“Dios cuántas veces pasa a mi lado y yo lo dejo en visto. Él siempre responde. Esto es lo que el Papa nos está recordando y la Iglesia siempre nos ha recordado. Muchas veces nos sentimos turbados, paralizados, por el temor. Es el temor a fallar, a que Dios no nos escucha, a decir por qué me ha pasado eso a mí. Esto nos pasa a todos”.

Daniel Peredo

En otro momento, recordó al periodista deportivo Daniel Peredo, quien falleció hace unos días. “Esta semana recién vuelto de Roma me entero de esta noticia tan dolorosa de la muerte de Daniel Peredo, un chico que manifestaba entusiasmo, emoción, limpieza, honradez; aparte de ser un buen periodista en cuanto a cómo transmitía el futbol con tanta pasión, se veía un hombre bueno; la respuesta ha sido apoteósica. Desde aquí rezo a su viuda, a sus hijas; y felicito a ese periodismo que creo que se están contagiando de la selección, van poniéndole más valores, menos discusiones, menos peleas. Mira cómo el pueblo se ha vuelto a poner de pie, porque ha visto en el corazón de ese muchacho, bondad”.

Reencuentro de la Guardia del Papa

Finalmente, animó a pedirle a Dios que este recuerdo del Papa nos motive a seguir adelante, como lo harán los jóvenes voluntarios de la Guardia del Papa.

“Vamos a tener un encuentro con toda esa juventud del Papa, el 3 de marzo, nos vamos a reunir unos 10 mil, 15 mil, para renovar y lanzarnos ya poco a poco a esa Marcha por la Vida. Valores, principios. No los comentarios pequeñitos, sino cosas que le den más peso a la vida”.

“Esta es la palabra que traigo desde Roma: Gracias por haber sido tan buenos y preparemos esa Cuaresma. Se acerca ese momento maravilloso de la alegría de la Resurrección, pasando por la Cruz. Gracias a todos y que la bendición los acompañe”.