Recomendados

ll1
Cuiden su Iglesia y respétenla

En medio de la lluvia y el frío, cientos de personas salieron a las calles de la zona de San Juan de Amancaes, en el Rímac, para recibir al Cardenal Juan Luis Cipriani, quien llegó hasta el lugar para presidir la Misa y la bendición de la nueva Capilla del Santísimo de la parroquia San Juan Bautista, el domingo 5 de agosto.

El recibimiento inició una cuadra antes de la Iglesia parroquial, donde niños, jóvenes y ancianos saludaban al Arzobispo de Lima con carteles, globos y danzas típicas.

Durante su homilía, el Cardenal Juan Luis los exhortó a todos los miembros de la comunidad parroquial a cuidar de su Iglesia y a respetarla.

“Es lo que Dios nos pide: «Mi casa es casa de oración». Es la casa de Dios donde vienen ustedes a rezar, donde vienen a pedir un consejo y donde el padre Miguel organiza sus desayunos y visitas. Entre todos tenemos que colaborar”.

050818b_misa_san_juan_bautista_amancaes

Aquí buscarán los milagros

Al referirse al misterio de la Eucaristía comentó que cada vez que el sacerdote celebra una Misa se produce un milagro.

“Donde había pan se convierte en el cuerpo de Cristo. Yo sé porque tengo fe en la palabra de Cristo y tengo fe en lo que han hecho todos por siglos. Todos hemos seguido la palabra de Jesús, lo que hizo Pedro y los primeros discípulos. Entonces en esta capilla se va a adorar al cuerpo de Cristo, cuídenla, protéjanla. Aquí en este rincón buscarán todos los milagros que ustedes quieran”.

“Hermanos, cuando comemos el cuerpo de Cristo nos convertimos en Él. Entramos a la vida en Cristo. Esto quiere decir que Dios se hace hombre, se queda en la Eucaristía para que tú, tus hijos, tus padres; para que todos, podamos tener una escalera al cielo”.

Finalmente, agradeció a los sacerdotes y a todos los que han sido parte del proyecto de la construcción de la nueva capilla.

“Jesús te dice Yo te doy ese alimento que te ayuda a buscar el otro alimento, te da fortaleza y ánimo para que se ayuden. Y por eso la Iglesia también hace ese esfuerzo para construir una casa, para hacer una catequesis. Buscamos ayuda para darla. Pero tenemos algo que no tiene nadie: el cuerpo de Cristo, que te dice Pórtate bien, acércate a la Iglesia, cuida a tu hogar, cuida a tu familia, educa a tus hijos. Yo les pido a todos Cuiden su Iglesia, cuiden su capilla del Santísimo y estemos siempre muy unidos. Gracias, muchas gracias a todos ustedes”.

Concelebraron el padre Miguel Simón, el padre Emerson Velaysosa, el padre Luis Ayala, el padre Paulo Piérola.

Misa y bendición de las obras de la Parroquia San Juan Bautista de Amancaes