Recomendados

ll1
“Hagamos del Perú una patria grande en la verdad, la justicia y la humildad” PDF Imprimir E-mail

"Hagamos del Perú una patria grande en la verdad, en la justicia y en la humildad. Todo esto brota del espíritu que nos enseña nuestra fe", exhortó el Cardenal Juan Luis Cipriani durante el Sermón de las Siete Palabras, que se llevó a cabo en la Basílica Catedral de Lima, el Viernes Santo, 6 de abril.

 

El Arzobispo de Lima pronunció la Séptima Palabra de Cristo en la Cruz "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu". Durante su prédica exhortó a las mujeres y madres a defender la vida desde el primer instante de la concepción hasta la muerte natural y las animó a seguir el ejemplo de María. 

"Al contemplar la muerte de Cristo, vemos a María diciéndole a todas las mujeres y madres del mundo: No acepten el aborto, comprendan y quieran a sus hijos. No hay autoridad en el mundo que pueda hacer legal el asesinato de una criatura", reflexionó.

"Le pido a María: protege a esos niños por nacer, bendice a las madres, mueve a las autoridades para que apoyen más a las familias, ayúdanos a todos a recibir a esas criaturas; que ninguna criatura llegue al mundo sin el amor ni la acogida que tú le diste a Jesús", prosiguió.

Por ello reconoció que el Perú es un pueblo con profundas raíces y tradiciones católicas que forman parte de nuestra identidad.

"Donde hay injusticia, no podemos quedarnos callados. Cuando quieren matar a los niños, no podemos quedarnos callados. No se puede decir eso ante Jesús, el Señor de los Milagros. Este pueblo es un pueblo con raíces católicas que nada ni nadie podrá perturbar. Lo recibimos como un regalo y como una responsabilidad cuando contemplamos la Cruz de Jesús".

Como se recuerda, la venerada imagen del Señor de los Milagros salió en procesión desde el Santuario de las Nazarenas hacia la Basílica Catedral de Lima, en donde estuvo presente durante el Sermón de las Siete Palabras y en la celebración de la Pasión del Señor. 

El valor de la obediencia, la humildad y el perdón

El Arzobispo de Lima también recordó la importancia de aprender y seguir la lección de humildad y obediencia que nos dejó Cisto en la Cruz.

En otro momento, expresó que en la Pasión del Señor surge la gran lección del perdón: "Hace falta contemplar el ejemplo de Jesús en la cruz para realmente redimirnos y decirle al Señor: No quiero detenerme. Qué ejemplo de obediencia, humildad y fortaleza nos da Jesús", comentó.

Al término del Sermón de las Siete Palabras el Cardenal Cipriani presidió la celebración de la Pasión del Señor, a cuyo término el Arzobispo de Lima cargó la venerada imagen del Señor de los Milagros, la cual salió de la Catedral de Lima en procesión de retorno hacia el Santuario de las Nazarenas.

Sermón de las Siete Palabras

El Padre Juan Carlos Rivva, S.V.C., Director de la Oficina de Pastoral del Arzobispado de Lima, pronunció la Primera Palabra: "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen" en la cual recordó la importancia del valor del perdón, especialmente en estos días de Semana Santa.

Luego, Monseñor Raúl Chau, Obispo Auxiliar de Lima, predicó la Segunda Palabra: "De cierto te digo, que hoy estarás conmigo en el paraíso", destacando la necesidad actual de todos los fieles de vivir conforme a las enseñanzas de Cristo, basadas en la verdad y en la misericordia.

La Tercera Palabra: "Mujer he ahí a tu hijo, hijo he ahí a tu madre" estuvo a cargo del Padre Carlos Rosell, Rector del Seminario Santo Toribio de Mogrovejo, quien exhortó a todos los fieles a amar a la Virgen María, porque "ella es quien nos cuida, nos acompaña y nos lleva directo al corazón de Jesús".

La Cuarta Palabra: "¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?" estuvo a cargo del Padre Rafael Reátegui, Párroco de Nuestra Señora de la Alegría, quien destacó la importancia de las enseñanzas de Jesús en la Cruz.

Por su parte, el Padre José Chuquillanqui, Párroco de El Espíritu Santo de Manchay, predicó la Quinta Palabra: "Tengo sed", exhortando a los fieles a luchar por un Perú más reconciliado y tolerante, donde se respete el honor y la dignidad de las personas.

El Padre Luis Gaspar, Director de la Oficina de Familia y Vida del Arzobispado de Lima, predicó la Sexta Palabra: "Todo está consumado", animando a los fieles a cumplir la vocación de todo bautizado de continuar la obra de Cristo, porque todos tenemos una misión en el mundo.

Oficina de Comunicaciones y Prensa
Jr. Chancay 282. Cercado de Lima. Tlf.: 203-7736
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
www.facebook.com/arzobispadodelima
www.twitter.com/arzlima
www.youtube.com/arzobispadodelima

Desarrollado por
VE Multimedios