Recomendados

ll1
"El gran mandato de Cristo es la unidad" PDF Imprimir E-mail

En el programa Diálogo de Fe del sábado 4 de agosto, el Cardenal Juan Luis Cipriani mencionó que hoy es un día de júbilo por las Ordenaciones Sacerdotales y Diaconales que celebra la Iglesia de Lima. “Hoy se ordenan cinco sacerdotes y cuatro diáconos, es una alegría ver la continuidad y la generosidad de los jóvenes”.

Señaló que el anhelo de todo católico es tener más sacerdotes para que ayuden a guiar a la juventud y a las familias por el camino de Dios.

“La esperanza de todos los católicos es que pudiéramos tener sacerdotes para que nos ayuden desde el primer instante del Bautismo para que colaboren con la juventud y la formación de las familias, es mucho lo que hay que hacer”, expresó.

En tal sentido mencionó que los padres también tienen la obligación de apoyar a sus hijos si es que tienen esa semilla de la vocación, puesto que las dificultades que se presentan hacen más difícil que un joven decida seguir este camino.

“Los padres de familia que ven esa semilla de la vocación en sus hijos tienen que apoyarlos y ayudarlos”, indicó.

“El ambiente de la calle hace más difícil que un muchacho se anime a seguir ese camino”, prosiguió.

El Arzobispo de Lima exhortó también que la Iglesia Católica es una, y que es muy preocupante ver la falta de respeto de algunas opiniones. 

Señaló que la Universidad Católica aún está a tiempo para recapacitar y reconocer sus errores, y dejar de lado esos agravios contra la Iglesia y el Santo Padre.

“La Iglesia es una y está presidida por el Papa Benedicto XVI. La Iglesia ama, respeta y obedece las enseñanzas del Papa (…) Es preocupante ver la falta de respeto de algunas opiniones. Están constantemente atacando esa unidad y ese amor al Papa, a la Iglesia y a los obispos. El gran mandato de Cristo es la unidad”, manifestó.

“Para mí es un deber hacer un acto de desagravio al Papa y pedirle a todos los católicos seguir unidos a los sacerdotes (…) La Universidad Católica está a tiempo de reconocer sus errores y de olvidar ese lenguaje de agravios, ir por el camino del verdadero servicio a la Iglesia a través de las indicaciones del Santo Padre”, continuó.

Finalmente, pidió tomarse en serio el amor infinito que Dios nos entrega, ser amigos del Señor y de esa manera nuestra vida será más llevadera.

“Vale la pena tomarnos a Dios más en serio, hay que ser más humildes, tener esa amistad con Dios. Cuando uno es su amigo no tendrás fastidio, cansancio, aburrimiento. Por eso, en este día de alegría de las Ordenaciones dedícale tiempo a Dios”, culminó.

* Ver la entrevista completa


Oficina de Comunicaciones y Prensa
Arzobispado de Lima
www.arzobispadodelima.org
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla  
www.facebook.com/arzobispadodelima 
www.twitter.com/arzlima
www.youtube.com/arzobispadodelima

Desarrollado por
VE Multimedios