Dará un mejor servicio a la educación católica

Arzobispado de Lima inauguró nuevo local de su Oficina de Educación Católica

Con la finalidad de ofrecer un mejor servicio a los profesores encargados de la enseñanza de Religión, así como para dar un mayor impulso a la educación católica, el Arzobispado de Lima inauguró el miércoles 17 de noviembre la nueva sede de su Oficina de Educación Católica, ODEC.

El nuevo local, ubicado en la calle Francisco de Zela 2101, al lado de la parroquia Santa Rosa de Lince, presenta diversos y cómodos ambientes, entre los que se cuenta con una sala para conferencias y jornadas de actualización para docentes, y ha sido cedido gracias al apoyo de su párroco, monseñor Salvador Piñeiro.

La ODEC tiene a su cargo la supervisión y vigilancia del buen desarrollo de la enseñanza religiosa católica en Lima en todos sus niveles y modalidades, para lo cual proporciona las licencias eclesiásticas respectivas y ofrece la capacitación pertinente a los profesores del curso. Además, se encarga de la edición y publicación de libros de Religión.

Al acto de inauguración asistieron diversas autoridades educativas y civiles, así como maestros de los diferentes colegios que pertenecen a la Arquidiócesis. La bendición del nuevo local estuvo a cargo del Arzobispo de Lima y Primado del Perú, monseñor Juan Luis Cipriani Thorne.

Antes de proceder al acto de bendición, monseñor Cipriani dijo: "Al contemplar esta inauguración, ¡cuántas esperanzas, cuántas ilusiones y deseos de que el Señor nos brinde a todos la fe, de una manera humilde y gratuita! ¡Cuánto deseo de llevar, a través de la Virgen María, una palabra de aliento y de paz! ¡Cuánto deseo de evangelizar una sociedad que tantas veces se presenta podrida no sólo en lo económico o social, sino en lo moral! Porque la gran crisis por la que atraviesa el mundo contemporáneo es esa miseria en el orden moral. Y el punto de partida para una sociedad mejor debe ser el respetarnos, el querernos, el tratarnos todos con la misma dignidad".

Y agregó: "Espero que desde este rincón surjan muchas iniciativas, que haya mucha paz y colaboración y seamos como una luz que ilumine permanentemente, para que todos vean nuestras buenas obras. Le pido a todos los maestros, a las religiosas y religiosos, que imitemos al Papa Juan Pablo II, un Cristo viviente que entrega hasta la última gota de su vida para que nosotros tengamos el coraje, la fuerza y la convicción de anunciar con buenas obras a un Cristo vivo, con toda la radicalidad de su mensaje".

Minutos antes, la señorita Leonor Loyola, encargada de la Oficina, dio la bienvenida a los asistentes y agradeció la iniciativa del Arzobispado y el gesto de Monseñor Salvador Piñeiro, párroco de Santa Rosa, por haber cedido parte de sus instalaciones para el uso de la ODEC.
Monseñor Piñeiro, a su turno, señaló que "hemos comprendido el efecto multiplicador de esta oficina, por eso les deseamos muchos años y éxitos en esta noble tarea de llevar el mensaje de Cristo a través de la docencia".

 

 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]