Por su esforzada labor en favor de la pacificación del Perú

Universidad Nacional de Ingeniería otorga grado de Doctor Honoris Causa al Arzobispo de Lima


La Universidad Nacional de Ingeniería otorgó el jueves 3 de febrero de 2000, el grado de Doctor Honoris Causa al Arzobispo de Lima y Primado del Perú, monseñor Juan Luis Cipriani Thorne, en reconocimiento a su incansable labor en favor de la paz en nuestro país y por su importante trabajo pastoral al frente de la Arquidiócesis.

El acto académico se llevó a cabo en el teatro de ese centro superior de estudios y estuvo presidido por el rector, Ing. Luis Gonzales Cacho, quien, acompañado por sus vice rectores y por todos los decanos de las diversas facultades, hizo entrega de la medalla y el diploma que reconoce a monseñor Cipriani como Doctor Honoris Causa.

Monseñor Cipriani es ex alumno de la UNI, de donde egresó como Ingeniero Industrial. Además, fue integrante del equipo de básket de la universidad y se coronó campeón a nivel nacional, en la década del sesenta.

Previamente al acto de reconocimiento, el capellán de la universidad, padre Juan Luis Lazarte, hizo una semblanza del homenajeado resaltando la labor pastoral de monseñor Cipriani en Ayacucho, durante 10 años, así como su invalorable aporte como miembro de la Iglesia y su destacada participación en el deporte nacional en la disciplina del básquetbol.

Al tomar la palabra, monseñor Cipriani agradeció la distinción y recordó con emoción su paso por las aulas de la UNI en la facultad de Ingeniería Industrial: "Vengo a esta casa de estudios con la alegría de reencontrarme con mi alma mater, el lugar donde cursé estudios durante 5 años graduándome como ingeniero industrial. Tengo los más gratos recuerdos de mis compañeros y de mis maestros en esta universidad, que ha sabido mantener su prestigio, muy bien ganado, gracias a la calidad de sus enseñanzas y a la profesionalidad de sus egresados".

Al referirse a su participación como deportista, señaló: "He tenido el honor de vestir la casaquilla del equipo de básquet de la UNI y de participar de muchas victorias que recuerdo con gran cariño. Aquí forje el espíritu deportivo, que es una actitud frente a la vida".

Asimismo, el Arzobispo de Lima destacó el homenaje manifestando que "tiene un especial significado para la Iglesia. Es el reconocimiento de esa dimensión que cada día se hace más clara al mundo moderno: es la llamada universal a la santidad. Y esa llamada universal a la santidad no es más que el convertir la calle, el trabajo, la fábrica, el hogar, el quehacer humano en un permanente encuentro con Cristo".

Finalmente, advirtió que "solamente entendiendo el trabajo como una tarea compartida se puede construir el desarrollo, se puede edificar la civilización y elevar la calidad de vida de todos. Acepto este homenaje como un reconocimiento a la Iglesia de Lima y a su Pastor, que tuvo el honor de pasar por las aulas de la UNI rodeado de amigos que tienen muchos más méritos para recibir este honroso gesto".

Asistieron al acto académico diversas personalidades religiosas, autoridades educativas, así como congresistas de la república, políticos, empresarios, familiares, alumnos y profesores de la UNI.

 

 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]