Arzobispo de Lima presidió Misa por los Poderes Públicos y las Fuerzas Armadas y Policiales

¡Que el Señor de los Milagros nos enseñe a ser fuertes para enfrentar el mal!

Con la presencia de miembros de la Corte Suprema, del Poder Judicial, del Congreso peruano y representantes de las Fuerzas Armadas y Policiales, se llevó a cabo la Misa por los Poderes Públicos y fuerzas castrenses en la iglesia de Las Nazarenas. El acto religioso formó parte de las actividades programadas con motivo del mes morado en que se rinde diversos homenajes al Señor de los Milagros.

Presidió al celebración litúrgica, que se realizó el miércoles 25 de octubre a las 8 de la noche, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, monseñor Juan Luis Cipriani Thorne, quien estuvo acompañado del director espiritual de la Hermandad, monseñor Ángel Ortega.

El amor infinito del Señor

En su homilía, monseñor Juan Luis Cipriani, mirando la sagrada imagen, señaló: "Al contemplar esta imagen del Señor de los Milagros basta recordar que desde hace siglos millones de personas han contemplado al Señor. Esto quiere decir que Jesús no pasa nunca. Es eterno, perfecto, de bondad y perdón infinitos. Y todo eso quiso entrar en la historia, es decir, quiso hacerse tiempo, hombre, dolor, uno más de nosotros para que en primer lugar cada uno de nosotros tenga ese deseo interior de eternidad, de bondad, de perdón, de agradecimiento, que están dentro del corazón. El deseo de eternidad se ha echo posible porque Dios se hizo hombre, se hizo tiempo y murió por nosotros para que todos ya no muramos sino que tengamos esa permanente búsqueda de la vida eterna. Por eso, al contemplar al Señor en la cruz, hazte una pregunta, ¿vives deseando esa eternidad, ese amor infinito, contemplas a Jesús con esa fe de saber que todas tus penas y dolores tienen arreglo?".

La vida en la fe tiene sentido eterno

Refiriéndose a la falte de fe y estilos de vida alejados de Dios, el Arzobispo de Lima fue muy claro al señalar que "el mundo de hoy quiere que esta vida sea el paraíso y por eso hay tanta tristeza, tanto dolor, tanta violencia, mentira, abuso, egoísmo. Porque muchos quieren ser dioses en la tierra, y en la tierra no hay dioses. Mediten sobre sus propias vidas y pidan perdón a Dios. Tu vida tiene sentido eterno, tiene sentido de felicidad, tiene una esperanza de vida eterna. Si tenemos la mirada puesta en Jesús, nada no va a derrotar. Para los que creemos en Dios la vida tiene mucho sentido, no escapamos ni huimos. En cambio, el que no cree en Dios se desespera porque su vida se acaba aquí: busca el dinero, el placer, el poder. Nosotros, los que creemos en el Señor ponemos mucho más empeño porque no solamente nos jugamos la vida terrena sino la eterna, ya que la vida aquí es sólo un medio para lograrla".

Levantar la mirada al cielo

"Si nos falta la salud pues hay que ofrecerle al Señor nuestra vida, ofrecerle nuestro sacrificio. El mundo de hoy no mira la eternidad, sólo ve el momento presente. Nos quieren decir que aquí abajo está todo. Si caemos en pecado pues volvamos a levantarnos y al contemplar a Jesús levantemos nuestra mirada al cielo, con los pies en la tierra. Oigan bien, miremos al cielo con los pies en la tierra. Por eso hay que confesarse, rezar, trabajar, ayudar al prójimo, ser solidarios, no envidiar. Pidámosle al Señor que seamos un poquito mejores cada día", manifestó el Primado de la Iglesia peruana.

Seamos hombres de fe

Más adelante, casi al finalizar su homilía, el Arzobispo de Lima habló sobre la necesidad de cimentar la fe para lograr una sociedad más digna para todos: "Cuando se tiene fe y esperanza, nada nos quita la paz. Aquel que vive alejado de la fe sólo es un hombre mediocre y miedoso... El hombre de fe lucha por ganar, se esfuerza por ser mejor. Si se cae se levanta. ¡Por eso le pedimos al Señor de los Milagros que nos dé una chispa de alegría y esperanza y que al mismo tiempo nos enseñe a ser fuertes para enfrentar el mal! ¡Que nadie nos arrebate ese enorme amor a la patria, esa enorme fe de ser hermanos en Cristo!".

 

 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]