Vicaría de la Pastoral Universitaria organizó importante jornada académica

La Universidad por un nuevo humanismo

Una importante reunión tuvieron los docentes universitarios de los distintos centros de estudios superiores de Lima el pasado 25 de noviembre. La Vicaría de la Pastoral Universitaria organizó una jornada académica en el Campus de la Pontificia Universidad Católica para tratar aspectos relacionados al rol actual de la Universidad como promotora del humanismo.

La cita, que contó con la participación del Arzobispo de Lima y Gran Canciller de la Universidad Católica, monseñor Juan Luis Cipriani, como expositor principal, tuvo desatacados intelectuales como panelistas: la Dra. Carmela Aspíllaga, que trató el tema "Los retos actuales"; el Dr. José Agustín de la Puente, quien disertó sobre el "Desarrollo del humanismo en nuestras universidades"; y el ingeniero Manuel Olcese, que abordó "Ciencia y fe". Además, el Dr. César Guzmán Barrón relató sobre la experiencia de la participación en el Jubileo de las Universidades en Roma.

Participaron más de 250 catedráticos, que también habían asistido al Jubileo de los Docentes Universitarios en la Arquidiócesis de Lima, y autoridades de la universidad, como el Señor Rector, Doctor Salomón Lerner Febres.

Empobrecimiento en la enseñanza del humanismo

Monseñor Juan Luis Cipriani, quien tuvo a su cargo la exposición principal bajo el título de "La Universidad por un nuevo humanismo", señaló durante su participación que la Universidad en el ámbito mundial está sufriendo una situación de empobrecimiento de la enseñanza y promoción del humanismo. "Empiezan a surgir hechos concretos de lo que es esta falta de una dimensión ética, moral, filosófica, histórica, sociológica. El empobrecimiento en la formación hace que luego en la proyección empiece a verse un producto maltratado: al hombre, la mujer, la familia, se les empieza a ver empobrecidos en su ser más profundo", explicó.

Renacer de las ciencias humanas

Asimismo, advirtió que estos rasgos nos permiten de alguna manera ver con esperanza que se ha producido, aunque de manera no estructurada, un renacer de la filosofía, de la historia, de la sociología, de la antropología. Y comentó un hecho reciente: "Decía la revista Time, que el personaje del año 2000 es el creador y presidente de Amazon, la más importante librería virtual vía Internet. El desarrollo tecnológico no busca sólo una mejor calculadora, una mejor computadora, una mayor tecnología, sino sobre todo hay una enorme preocupación por la transferencia de textos. Esto es algo que llama la atención: la gran ciencia ha privilegiado la tecnología a través de una librería virtual".

Interdisciplinariedad de las ciencias

Sobre las disciplinas de la ciencia manifestó que "los 2000 años que avalan frutos de historia, de civilización, en base a un desarrollo que ha sido siempre profundamente humanista, también nos hacen repensar no en contra de la tecnología ni la ciencia sino a favor de la integración de la interdisciplinariedad, en el que haya un diálogo más intenso y donde la filosofía, la antropología, la sociología, la historia, el arte, no sean exclusivamente una especialidad particular... El saber hacer muchas cosas, el saber producir muchas cosas y quedarme con la interrogante de no saber ¿quién soy yo? Eso en la juventud genera una incertidumbre y una inseguridad muy grande... Las humanidades estuvieron en manos de gente tal vez no muy cercana al pensamiento cristiano en los últimos siglos. Los filósofos más renombrados no tenían precisamente pensamientos cristianos sólidos. En muchos casos los historiadores o la interpretación de la historia del Perú fue un poco reductiva a los campos económicos, sociológicos... De una manera muy sintomática, Marx, explicando una de sus famosas tesis decía: 'La gente de mundo se ha dedicado a comprender cuál es la realidad del mundo y no se trata de comprenderlo sino de cambiarlo'. Es la famosa praxis. Entonces, después de 150 años de esta tesis de Marx nos encontramos ante un mundo tan transformado, la realidad es tan cambiante que hoy resulta difícil saber qué es el mundo, qué es la persona, qué es la vida, qué es la familia".

Esencia del conocimiento

Refiriéndose a la esencia del conocimiento, que abarque el conocimiento de la persona misma, el Gran Canciller de la Universidad Católica dijo que "el pensar, el reflexionar, el buscar la verdad exige tiempo, reposo; no es fácil lograr la verdad completa rápidamente. En cambio, la ciencia sí desarrolla la tecnología del microscopio, de las fórmulas, los cálculos matemáticos, con relativa facilidad dan aproximaciones... Entonces, la tendencia grande al éxito, al dinero, va por la línea material y, sin embargo, nos vamos quedando sin persona, sin familia".

Y agregó: "Al ver a la familia en este esquema surge un ataque brutal, doloroso, por este pensamiento tan confuso, falto de fondo de lo que es la humanidad, la ciencia, la antropología. Todo compromiso de acción de la libertad de la responsabilidad se hace débil... Hoy el ambiente anima a buscar lo que se quiere por mayoría y es difícil sostener los principios; ser un hombre íntegro, ideal, honesto no es un problema local, es un problema mundial. Lo dice el Papa en la Veritatis Splendor y en la Redemptor Hominis, que le preocupa mucho el relativismo".

Aprender a pensar

Como un importante aspecto a tener en cuenta en el proceso de enseñanza, monseñor Cipriani refirió: "Hay una enorme crisis en la teoría del conocimiento. Se ha privilegiado la ciencia positiva y ha decaído la confianza en que somos capaces de conocer la verdad. Por lo tanto, una de las propuestas de ese nuevo humanismo en la Universidad sería lograr que los alumnos aprendan a pensar, que tengan el entrenamiento para profundizar en los acontecimientos y enseñarles a que no se queden en paz hasta no lograr por cuenta propia una respuesta aceptable a lo que ocurre en su entorno. Es decir, no dejarse llevar por los tópicos que hoy los medios de comunicación con facilidad crean -las encuestas, tipos de expresión, palabras convencionales, lugares comunes- sino entrenarlos para que sean hombres críticos, que no se satisfagan fácilmente ante las preguntas que tienen y que no encuentran respuesta".

El valor de la lectura

Al tocar el tema de la lectura como fuente de preparación intelectual y formativa, pidió que las universidades y los profesores tengan un elenco de lecturas apropiadas, que por su claridad y sencillez inviten a los estudiantes a leerlas: "No hay manera de formar en el campo moral, en el campo ético, en el campo filosófico, en el campo histórico, en el campo sociológico si no hay lectura. Entonces, ante un hombre de esta cultura inmediatista, de Internet y de la computadora, que todo lo quiere para ahora, está firmada su partida de defunción. Hace falta un tiempo y libros... Pienso que de alguna manera es una propuesta muy simple que responde a ese nuevo humanismo para que facilite y oriente a las especialidades, no sólo humanistas sino a todas".

Lo espiritual antes que lo material

El campo de la formación espiritual fue señalado como el más importante frente al campo material: "Como dice el Papa, hay que defender fuertemente la primacía de lo espiritual sobre lo material. Cuando hablamos de un nuevo humanismo, hace falta fomentar ese humanismo porque equivale a mantener la primacía del espíritu sobre la materia, y esto no es doctrina católica impuesta por el Santo Padre, esto lo verifica cualquiera de nosotros en su propia vida. Por eso el profesorado, sea cual sea su especialidad, debería estar sujeto a una permanente actualización en lo que son temas filosóficos, históricos, sociales. Por lo tanto, privilegiar asignaturas de tipo teológico, antropológico, ético, etc., no creo que sea una mala idea de actualización de los profesores en las diversas materias, no sólo humanidades".

La creatividad

"Otro aspecto que me parece interesante en el que se puede distinguir a un buen maestro, a un buen alumno, es la creatividad: cómo logramos ese afán de conocimiento, ese ejercicio de la inteligencia para salirse de los supuestos, para cuestionar el punto de partida de planteamientos convencionales; cómo logramos esa capacidad de diseñar de antemano diversas formas, cómo cabe humanizar el mundo y la sociedad... Cuando se han obturado las comunicaciones de tipo humanista de saber pensar, estudiar, leer, la creatividad tiende a apagarse, la sociedad tiende a paralizarse, a ser chata porque los espíritus están atenazados, no sólo por el aspecto económico, sino por falta de riego de tipo moral filosófico, espiritual, moral. Todo el pensar ha muerto".

La esencia de la conversión

Más adelante, el Arzobispo de Lima acotó: "Los hechos existen fuera de nosotros, pero dentro de cada uno existe la propia percepción de los hechos. Por lo tanto existen miles de percepciones de los hechos pero lo que sí debemos hacer es enamorarnos de la verdad y buscar la verdad con pasión. Tenemos en la Escritura una frase maravillosa: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida". Tu encuentro con la verdad, que es Cristo, es inédito, esa es la esencia de la conversión... Creo que es muy importante hoy más que nunca animar a los profesores y a los alumnos que sí hay convicciones. No tengamos complejos de inferioridad. No todos son consensos. Hay realidades capaces de ser comprendidas y transmitidas. De esa manera podemos ayudar a que los alumnos tengan criterio y puedan distinguir guías de palabras: la certeza, la opinión, la probabilidad, la duda, la falsedad, la ignorancia, el error, palabras diferentes que significan cosas diferentes. Para un denominador común de personas son lo mismo, pero no son lo mismo".

Juan Pablo II, una certeza viviente

Finalmente señaló que "en épocas de cambio, en épocas de crisis qué importante es tener certezas y por lo tanto si vemos por ejemplo una aplicación inmediata hoy, en el mundo, el Santo Padre es un don de Dios porque es una certeza viviente: lo que escribe, lo que hace, lo que habla. ¡Gracias, Santo Padre, porque en una época de cambio, de crisis, de inseguridad, tú eres para nosotros una luz que alumbra y alumbra con un particular respeto a la persona!".

 

 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]