Lima, 25 de abril del 2004

 
   
 

Durante homilía dominical en la Catedral de Lima
Monseñor José Antonio Eguren:
“La fe y el amor harán que Dios
obre cosas grandes y maravillosas en nosotros”

En el marco de la celebración del tercer domingo de Pascua, Monseñor José Antonio Eguren, Obispo auxiliar de Lima, recordó a los fieles tener fe y saber esperar y confiar en Cristo, para no desesperar. “Con fe y con amor podremos reconocer a Jesús y hacer cosas grandes o mejor dicho Dios podrá hacer cosas grandes con nosotros”, manifestó durante la homilía en la Basílica Catedral.

El Obispo auxiliar de Lima, exhortó a los fieles a descubrir a Jesús en los momentos duros de la vida. “Muchas veces nos pasa que no sabemos descubrir a Jesús, creemos que el Señor esta lejos de nosotros, que no nos acompaña, que no camina con nosotros sobretodo en los momentos de dolor, de prueba y dificultad”.

Explicó además, que en estos instantes de la vida ordinaria “nos faltan los ojos de la fe para poder reconocer su presencia y para descubrir que El nunca está lejos, y que cuanto más grande es la prueba en nuestra vida, más cerca de nosotros se encuentra, sosteniéndonos con su gracia y con su amor”.

El siempre esta cerca ofreciéndonos su amistad

Enfatizó que lo más importante para los cristianos es “avivar ese don de la fe para que los ojos del corazón sean siempre capaces de descubrir a Jesús y descubrir que El siempre esta cerca. Por más infieles que le podamos haber sido en algún momento, El siempre está cerca ofreciéndonos su amistad su amor y su perdón, porque es el amigo que nunca falla” enfatizó.

“Cuando uno tiene fe y confianza en el Señor, y tiene mucho amor por los demás, uno puede hacer cosas grandes en su vida, pero no por uno mismo, sino que es Dios quien puede usarnos como un instrumento para obrar maravillas”, manifestó.

La plena autoridad sobre la Iglesia la tiene Juan Pablo II

De manera muy especial, Monseñor José Antonio Eguren recordó la labor que desde hace 25 años viene realizando el Papa Juan Pablo II, quien recibiera de Jesús la plena autoridad sobre la Iglesia. “El Papa hace las veces de Cristo, por eso es el Vicario de Cristo, él representa el principio de Unidad de toda la Iglesia, él es el otro Cristo”.

Pidió que ésta sea una ocasión para dar gracias al Señor por el “Pedro de hoy”, por el Papa Juan Pablo II, quien nos entrega un “pontificado fecundo para la Iglesia y para la humanidad con su esfuerzo constante de santificación”.

“Recemos por él, encomendémoslo en nuestra oración, pidamos por su salud por sus intenciones, por su santidad de vida, que el Señor nos lo conserve muchos años más, este hombre de Dios que fiel al mandato de Jesucristo está apacentando y pastoreando su Iglesia”, concluyó.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]