Lima, 29 de agosto del 2004

 
   
 

Arzobispo de Lima: “Ningún poder humano
podrá silenciar la voz de Dios”

Durante misa por el Día Internacional de la obstetriz y el obstetra, subrayó que la vida es un valor absoluto.

“Ustedes son esos ángeles que cuidan la vida”, calificó el Cardenal Juan Luis Cipriani, a los obstetras y obstetrices presentes en la celebración litúrgica dominical, quienes el próximo 31 de agosto celebrarán su día, instándolos a tener fortaleza interior para decidir siempre a favor de la vida.

“Pido a Dios ilumine no solamente su calidad profesional sino especialmente sus conciencias, porque siempre encuentran en su trabajo esas tendencias y discusiones sobre la vida y sobre el aborto, el cual no es un tema de discusión. La vida es un valor absoluto”, señaló.

El Primado añadió que es importante mantenerse firmes, ya que en la actualidad la sociedad no reconoce el valor de la vida. “Muchas veces contemplamos que lamentablemente la cultura moderna no considera la vida como un valor absoluto, piensan que pueden decidir y decir esta vida sí y esta vida no”.

En este sentido, manifestó sentirse muy alegre de celebrar con ellos su día. “Me alegra que estén aquí presentes para poder unirme a esa alegría con la oración, por ustedes que son ángeles de la vida, pues así son los obstetras y las obstetrices, y así deben considerar ustedes esa tarea tan delicada y tan bonita que Dios ha querido que desempeñen”.

Aceptemos con serenidad el sufrimiento

Por otra parte, el Arzobispo de Lima recordó a los fieles que la humildad consiste en aceptar nuestra vida como es “con sus debilidades, con sus cosas buenas y malas, con sus preocupaciones y sus momentos alegres y difíciles” al explicar que “la vida y la realidad esta compuesta de luces y de sombras”.

El problema radica –continuó- en que “nos encontramos en una época en el mundo en que el miedo al dolor hace que la vida sea muy desagradable, y sea un constante huir, buscando el placer, el poder, el deseo y el quedar bien”.

Encontremos el camino hacia Dios

Asimismo, el Purpurado agregó que “desde que nacemos hasta que morimos nos cruzamos con el dolor y con el sufrimiento, pero si sabemos actuar delante de Dios se convertirán en una cosa serena, en algo que nos enseña, pero si queremos simplemente quitarlos o taparlos, el dolor y el sufrimiento se duplican y surgen los resentimientos”.

Sin embargo, explicó, que “quien se esfuerza por aceptar con serenidad el sufrimiento sabiendo que es imposible eliminarlo, encuentra el camino de la realidad cristiana, el camino de la cruz en el que está Cristo”.

En honor a Santa Rosa

Tras su tradicional recorrido por las céntricas calles de la capital, la venerada imagen de Santa Rosa de Lima ingresó a la Basílica Catedral, al promediar las cinco de la tarde de hoy, donde monseñor Carlos García Camader, Obispo Auxiliar de Lima, presidió las vísperas en honor a la primera Santa de América.

Continuando con las celebraciones, mañana a las 11 a.m., el Cardenal Juan Luis Cipriani, presidirá la Solemnidad de la Patrona de América y Filipinas, en la que participará la Policía Nacional del Perú. Por la tarde (5.p.m.), el Primado celebrará la Santa Misa en la Basílica de Santa Rosa, ubicada en la avenida Tacna.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]