Lima, 12 de diciembre del 2004

 
   
 

“Muestra con la alegría de tu vida,
la belleza de nuestra madre María”,
anima Pastor de Lima

Las actividades realizadas en Lima, por el 150 aniversario de la Proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, culminaron con el pedido del Cardenal Juan Luis Cipriani de que cada persona se convierta en un testigo vivo de la belleza de nuestra Madre, a través de la alegría y ejemplo que pueda dar con su vida.

En la Santa Misa que clausuró el Congreso Internacional “La Inmaculada Concepción, una verdad de fe para el tercer milenio”, el Arzobispo de Lima destacó la necesidad de que las personas asuman la invitación de Su Santidad Juan Pablo II, de “contemplar el rostro de Cristo con los ojos de María”, y de buscar la santidad.

Para ello también recordó en este tercer domingo de Adviento la frase del Sumo Pontífice: “¡No temas!”, en cuyo centro, anotó el Primado de la Iglesia en el Perú, “está Santa María”, a quien el ángel en la Anunciación le mostró que hay que tener la fe, la osadía, el coraje de buscar la santidad.

Al referirse a esta búsqueda aclaró que no hay que temerle ni contentarse con una santidad cualquiera y por eso animó a los asistentes a confiarse a María, nuestra Madre.

“Ella significa cercanía de Dios, un acompañamiento desde el momento en que nacemos hasta el momento de la muerte, una maestra sencilla, es el latir del corazón ”, mencionó.

En ese sentido, destacó el papel de la Madre de Dios porque “como maestra es quien nos enseña a acercarnos más a Jesús, nos aproxima a la verdad de la fe a través de la confianza, la alegría, la seguridad, la oración, el silencio, su ternura, su amor”.

El Cardenal Cipriani terminó su mensaje llamando a los fieles a asumir como propósito el mostrar con más esfuerzo la belleza de Santa María, de la Iglesia, de su mensaje.

“Mostrémosla con la alegría de nuestra vida. Que la gente diga: Mira la Iglesia. Dejemos de lado la crítica, las discusiones. Presentemos de modo bello ese ser, su verdad, bondad, fe, amor. Seamos testigos vivos y mostremos que Cristo vivo está aquí”, enfatizó.

Previo a la Santa Misa, Klaus Berckholtz, del Instituto de Vida y Espiritualidad dirigió unas palabras a los asistentes al Congreso Internacional, agradeciendo su participación al evento que también tuvo como organizador al Arzobispado de Lima.
   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]