Lima, 15 de febrero del 2004

   
 

Obispo Auxiliar en el Día Mundial de los Enfermos

GOBIERNO DEBE CUIDAR DE LOS ENFERMOS

Durante Santa Misa dominical Monseñor Adriano Tomasi pidió que las familias y el gobierno no marginen a los enfermos.

Monseñor Adriano Tomasi“Nuestros enfermos deben estar acompañados por nosotros, con el cariño, la paciencia y la alegría que les hace más llevadera su enfermedad, haciéndoles sentir que no son una carga, sino un tesoro que nos enseñan y hacen vivir el amor a plenitud”, dijo Monseñor Tomasi durante la homilía celebrada el domingo 15 de febrero en la Basílica de San Francisco, con motivo del Día Mundial de los Enfermos.

Cerca de 50 pacientes de diferentes hospitales y centros de salud de Lima, recibieron durante la Santa Misa el sacramento de la Unción de los Enfermos, ofrecido por la Iglesia a los creyentes durante el tiempo de la enfermedad, el dolor y sufrimiento.

El Obispo auxiliar de Lima, Monseñor Adriano Tomasi convocó a los fieles y sobretodo a los gobernantes a cuidar de los enfermos, a defender sus derechos y protegerlos de la discriminación, que limita aún más su capacidad.

“Los enfermos merecen todas las atenciones y el acompañamiento de la sociedad: un país y un estado que sólo garantiza los derechos de los que son eficientes y tienen poder, y descuida aquellos que sufren una limitación o enfermedad, es un país que no puede gozar de paz, que estará movido por intereses económicos, por la fuerza de los poderosos, por los egoísmos”, aseveró

A la celebración de la eucaristía asistieron la Decana del Colegio de Enfemeras, Sra. Nélida Chávez, representantes del Ministerio de Salud, los Vice Directores del Hospital Loayza y Dos de Mayo, así como el personal médico y enfermos de la Fraternidad Cristiana, la Sociedad Peruana de Polio, la Sociedad de Transplantes de Hemodiálisis, grupos de ayuda humanitaria de VIH, el Instituto de Neoplásicas, entre otros.

Sacrificio

En la homilía, Monseñor Tomasi recordó también el XII aniversario del fallecimiento de Marielena Moyano Delgado indicando que “gracias al sacrificio de estos mártires todo el pueblo sintió la indignación y se levantó hasta derrotar al terrorismo, y encontrar los caminos de la paz y la reconciliación”

En este sentido el Obispo Auxiliar de Lima, pidió también que la sociedad encuentre un sentido a la muerte de Marielena y no se tome como un hecho aislado, “para que así el martirio que ella vivió dé como fruto un país lleno de justicia y paz”.

 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

 

 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]