Lima, 13 de julio del 2004

 
   
 

Pastor de Lima también está con el deporte

En medio del ambiente de fiesta que se vive en esta Copa América, y de la alegría que el deporte nos hace sentir, el Cardenal Juan Luis Cipriani, comparte también con nosotros su espíritu deportivo, desde donde mejor lo sabe hacer, el básquet. Dejándonos un mensaje de amor y de entrega al deporte.

El básquet fue, es y será su pasión.

Es evidente que para el Cardenal Juan Luis Cipriani el deporte ocupa un lugar muy notable en su vida. A pesar de los años y de las obligaciones que su actual investidura le confiere, el Arzobispo de Lima siempre encuentra el tiempo necesario para practicar su deporte preferido.

Y no de cualquier manera. Tanto como a su vocación religiosa, a su afición al basketball también le entrega su alma, pues el ha demostrado que cuando quiere hacer las cosas, las hace bien. Entregando esa fuerza y energía que lo caracteriza.

Hincha de Universitario, siempre ha dedicado buena parte de su vida a practicar algún deporte. Fue buen jugador de fútbol en el colegio y en la universidad, aunque su pasión por el basketball lo llevó a formar parte de la selección peruana.

Han pasado los años y este jugador aficionado no ha perdido sus habilidades físicas que lo caracterizaron en alguna época y que lo llenaron de grandes triunfos y aplausos.

Un nuevo triunfo

No hace mucho nuestro Cardenal Juan Luis Cipriani, participó en un campeonato más, esta vez y como ya es tradición, su equipo volvió a triunfar en el torneo que se realizó en el Circolo Sportivo Italiano.

En esta jornada participaron: Circolo, Lince, Bilis Ex-Alumnos Carmelitas y Ex-alumnos Meliton Carbajal. En el que se realizaron varios encuentros. Luego de una ronda de presentaciones llegó el encuentro entre Lince, equipo al que representaba el Cardenal, y Ex-alumnos Meliton Carbajal. Donde el resultado quedó en 67-56.

En la final, el Cardenal participó de manera excelente, motivando el entusiasmo generalizado en las tribunas colmadas de espectadores, dónde realizó una brillante exhibición de sus cualidades como basketbolista obteniendo el título de Campeón 2004, categoría Master mayores de 45 años.

Nunca dejó de lado su afición

Nunca abandonó el carácter alegre y bromista ni el espíritu deportivo, que dejó una impronta imborrable en su actividad profesional, primero, y sacerdotal, después.

En el Callao, fue entrenador del equipo de básquet de la Escuela Naval del Perú, donde desarrolló, desde entonces, una intensa labor apostólica. En Ayacucho, como obispo auxiliar, entrenó al equipo de baloncesto que intervino en la liga interdepartamental.

Alentó a los jugadores y les enseñó las estrategias y tácticas de la disciplina, lo que le hizo ganarse la confianza del equipo, algunos de cuyos integrantes tenían amigos y parientes terroristas.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]