Lima, 16 de julio del 2004

 
   
 

Hagamos campaña de imposición del escapulario
de la Virgen del Carmen, invocó Pastor de Lima

El Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, pidió a los fieles laicos y religiosos acoger el llamado de la Virgen del Carmen, en la misa celebrada hoy en su Santuario de Barrios Altos para vivir con paz, alegría y mirando con ilusión y optimismo el futuro.

“Nuestro país está oscuro, lleno de mentiras, de corrupción, de promesas, parece un juego de unos cuantos que engañan a todo el país y eso no es política, eso es ir contra la moral y la doctrina social. ¿Qué hacemos?”, exclamó el Purpurado durante la homilía.

“Pídele a la Madre de Dios que acabe este tiempo largo de corrupción, de mentira, de injusticia, donde la familia se rompe, donde quieren matar a los no nacidos” señaló el Pastor de Lima a la comunidad católica. “Recemos con fe el Rosario y hagamos una gran campaña de imposición del escapulario de la Virgen del Carmen para acabar con esta plaga”.

En otro momento de la Santa Misa, el Arzobispo de Lima pidió a la Virgen María por el bienestar del país. “Madre mía acorta este tiempo de oscuridad y de sufrimiento; que luzca nuevamente la fe en nuestro pueblo con obras en las calles, en la Gran Misión Remar Mar Adentro”.

En ese sentido, invocó a los fieles a recorrer con entusiasmo todos los rincones de Lima “para enseñarles a nuestros hermanos la promesa de la Virgen del Carmen”, tras manifestar que es necesario llevar con empuje la Buena Nueva en el marco de la Gran Misión. “Seamos católicos de verdad, eso nos pide hoy nuestra madre, para que la conversión sea sincera y reine la alegría”.

Un país católico

Por otro lado, el Primado de la Iglesia en el Perú pidió a las autoridades respetar a la católicos, que en nuestro país son mayoría. “No pedimos nada especial, sino que la fe católica se enseñe en los colegios, que se pueda venerar en los templos, que las leyes no ataquen a los que no han nacido, a los pobres embriones que se están formando. Queremos defender la vida”, resaltó el Purpurado.

Al término de la celebración eucarística, el Cardenal Juan Luis Cipriani destacó la devoción de los fieles de Barrios Altos a la Virgen del Carmen y les recordó la necesidad de vivir cada día con “esperanza, optimismo, oración y la promesa que hacemos todos de mejorar un poco nuestras vidas”.
   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]