Lima, 13 de junio del 2004

 
   
 

Cardenal Juan Luis Cipriani pide un país más unido
durante la Festividad del Corpus Christi

Ante miles de fieles, el Arzobispo de Lima celebró la tradicional solemnidad del Corpus Christi. Al final, multitud de católicos elevaron sus plegarias por el país

“Que el Perú nos contemple más unidos, que sepamos encontrar caminos de diálogo y de paz”, señaló el Cardenal Juan Luis Cipriani, al final de la procesión del Corpus Christi que recorrió el perímetro de la Plaza Mayor de la capital peruana, acompañado de una multitud de fieles, que manifestaron su fe en la presencia real de Jesucristo, luego de la celebración de la misa en la Basílica Catedral.

“La Eucaristía es el sacramento de unidad, de confianza, de esa petición unánime de millones y millones que quieren un país más reconciliado, un país más unido, más honesto, donde la Iglesia en su misión de anunciar a Cristo, nos pueda realmente ayudar a superar contrastes y dificultades muy grandes. Pero superarlos en nombre de Dios, de la verdad y de la justicia, de la palabra de Dios, que no es palabra política, sino palabra que convierte los corazones”, agregó.

Asimismo, el Pastor de Lima señaló que ante las opiniones distintas que surgen en el país, “la Iglesia nos invita a un diálogo fraterno, transparente, firme y claro, donde por encima de todo, nuestro querido Perú brille para los 27 millones y no solo para grupos pequeños”.

“ Todos debemos esforzarnos en pacificar los ánimos, en moderar las tensiones, en sanar las heridas que se hayan podido abrir entre hermanos, sobretodo cuando se realiza el contraste en el campo de lo opinable, buscando por el contrario estar unidos en lo que es esencial para la fe y la vida cristiana”, señaló el Cardenal Juan Luis Cipriani, ante la multitud que participó en la misa y procesión del Corpus Christi.

Jóvenes apóstoles

El Arzobispo de Lima pidió a la juventud no dejarse atrapar por las redes del consumismo. “Mis queridos jóvenes quiero comprometerlos a ser apóstoles de la nueva evangelización, para construir una mejor civilización, por eso les digo sigamos en la Gran Misión ‘Remar Mar Adentro’ con Jesús Eucaristía”.

Durante esta importante celebración del calendario católico, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne estuvo acompañado del Nuncio Apostólico, Rino Passigato y los obispos auxiliares de Lima, Monseñor Carlos García y Monseñor José Antonio Eguren, así como una nutrido grupo de fieles, sacerdotes, religiosos, religiosas, miembros de hermandades y movimientos de Iglesia.

Fervor cristiano

La llovizna de hoy no fue un impedimento para los miembros de las distintas hermandades y cofradías, quienes desde las cinco de la mañana, decoraron todo el perímetro de la Plaza Mayor con alfombras florales, por donde paso el Corpus Christi, acompañado por una multitud de limeños.

El repique de campanas del principal templo católico de la capital peruana y los acordes de la Marcha de Banderas, a cargo de la banda de músicos de la Policía Nacional, marcaron la presencia de Jesús Eucaristía en las calles de la ciudad, que en esta oportunidad fue transportado en una calesa especial.

La procesión estuvo animada por los coros de la comunidad Quechua Hablante, Renovación Carismática y las cantoras de la Hermandad del Señor de Los Milagros. Durante el recorrido, Palacio de Gobierno y la Municipalidad de Lima rindieron homenaje a Cristo presente en la Eucaristía.

Símbolo de santidad

Además de las más de 30 alfombras florales elaboradas por los miembros de las hermandades y cofradías, fueron colocadas en el perímetro de la Plaza Mayor, las imágenes de los santos peruanos: Santa Rosa de Lima, San Martín de Porras, Santo Toribio de Mogrovejo y San Juan Macías, como símbolo de santidad.

Procesión de procesiones

La Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo es la celebración que exalta la fe del pueblo en Cristo, en la Eucaristía. Por esta razón, es considerada la Procesión de procesiones, porque en ella se lleva no a una imagen, sino a Cristo mismo.

En nuestro país, por razones pastorales, se celebra esta fiesta el domingo siguiente a la Solemnidad de la Santísima Trinidad, con la excepción de los departamentos de Cajamarca y Cusco, donde se celebra el día jueves.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]