Lima, 14 de mayo del 2004

 
   
 

“En el rosario está el arma para recuperar la Paz”,
afirma Cardenal Juan Luis Cipriani

Cientos de católicos de todo el Perú rindieron homenaje a Nuestra Señora de la Evangelización, Patrona de Lima.

Nuestra Señora de la EvangelizaciónLa Comunidad Quechua Hablante, así como los distintos movimientos, hermandades, grupos parroquiales y estudiantes de colegios y universidades se congregaron en la Basílica Catedral para homenajear a la Patrona de la ciudad de Lima, Nuestra Señora de la Evangelización, en el día de su Solemnidad.

En la Santa Misa, el Cardenal, Juan Luis Cipriani Thorne instó a los católicos a rezar constantemente el rosario para recuperar la ansiada paz y hacer un mundo más habitable para las generaciones futuras, donde “no haya tanta injusticia y tanta mentira”.

“En el rosario está el arma para recuperar la paz y la alegría, para salir del pecado, para llevar con paciencia la enfermedad, para perseverar en la vocación, para que vengan abundantes vocaciones al sacerdocio, a la vida consagrada. Para que nuestro Perú tenga otro clima”, expresó el Arzobispo de Lima y Primado del Perú.

Asimismo, invocó a los fieles a no tener miedo al sacrificio de ser católicos a toda hora. “Hermanos la historia nos examinará a los que nos ha tocado vivir estas épocas y preguntará qué hizo esta generación de católicos en esos años de crisis y de oscuridad en el que se discutía la fe, se discutía el matrimonio, el aborto, el divorcio. ¿Dónde estaban los católicos?”.

Por ese motivo, los animó a seguir con fe, esperanza y alegría trabajando activamente en la Gran Misión Remar Mar Adentro, siempre guiados por la madre de Jesús y de toda la humanidad. “María nos anima a todos, especialmente a la juventud, a que tengamos aprecio por la oración. Orar, es levantar el corazón a Dios”, recordó tras resaltar la importancia de servir al prójimo.

Honores a Nuestra Madre

Al final de la Santa Misa, los fieles que abarrotaron la Basílica Catedral, rezaron la oración de Nuestra Señora de la Evangelización y cantaron su himno. El Obispo Auxiliar de Lima, monseñor José Antonio Eguren recordó que 16 años atrás, el 14 de mayo de 1985, Juan Pablo II le obsequió la Rosa de Oro que la Patrona de la ciudad capital luce en su mano derecha y le consagró el Perú.

Durante la Santa Misa en honor a Nuestra Señora de la Evangelización, las jóvenes integrantes del coro de la Comunidad Quechua Hablante, quienes llegaron a la capital -años atrás- de distintos puntos del país por diversas circunstancias, pusieron la nota emotiva, al entonar algunos de los cánticos en quechua, acompañados de instrumentos de origen andino.
   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]