Lima, 24 de mayo del 2004

 
   
 

Con un templo lleno de fieles y entre alegres cánticos a María

Cardenal Juan Luis Cipriani recordó que “A través
de María Auxiliadora llegamos a Jesús Eucaristía”

María AuxiliadoraComo en años anteriores, el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, celebró, ante cientos de fieles, la festividad de María Auxiliadora, Patrona de Breña y de la Comunidad Salesiana, con una Misa que en su honor se llevó acabo en la Basílica que lleva su mismo nombre.

El oficio religioso fue concelebrado por Monseñor Salvador Piñeiro, Obispo Castrense del Perú y Obispo auxiliar de Lurín, el padre Juan Vera Alva encargado de la Parroquia María Auxiliadora, así como otros padres salesianos.

“La razón de ser de los salesianos es llevar esa devoción a María Auxiliadora por todos los rincones del mundo. Yo los felicito y al mismo tiempo les digo: ¡Qué gran honor y qué gran responsabilidad, este encargo de llevar la devoción de María Auxiliadora!”

Así lo manifestó con entusiasmo el Arzobispo de Lima, quien a la vez pidió a la Virgen que Ella bendiga con abundantes y fieles vocaciones a los salesianos, y al mundo entero.

Busquemos la mirada de María

Durante la misa, el Pastor de Lima recordó que al mundo le hace falta volver la mirada a María, para buscar en ella la solución a los problemas que nos acosan y nos alejan de Cristo.

“No será que el mundo de hoy, el Perú de hoy, tiene que volver los ojos a su Madre Santísima María para decirle: Madre mía acorta estos tiempos de prueba y sufrimiento, y vuelve tu mirada con compasión a nosotros”, dijo.

Del mismo modo el Cardenal invitó a los cientos de fieles que acudieron al templo a que tengan una vida mas comprometida con el amor a María Auxiliadora, recordándoles que “Ella no olvida a quien le pide con fervor”.

“¿No será que nos falta ese amor a María, no será que el rosario se ha quedado para colgarlo en el cuello? No olvidemos que jamás se ha oído decir que ninguno de quienes han acudido a la intersección de María no haya sido escuchado”.

Exposición del santísimo

Del mismo modo instó a los sacerdotes que ante la llegada del Corpus Christi, se hace necesario exponer al Santísimo para que la gente encuentre en Él, el consuelo que está buscando.

“Jesús les dice, mis queridos sacerdotes: pónganme encima del altar, expongan mi cuerpo, que este pueblo maravilloso del Perú quiere volver a tener también esas horas de exposición del Santísimo, déjenme para que yo hable con mi pueblo, dejen que mi cuerpo este en contacto con la gente para hablarles y para escucharles”.

El Arzobispo de Lima manifestó con firmeza que “No pasarán las preocupaciones del pueblo si éste no busca las cosas de Dios, sino se acerca al amor de María y sino se da cuenta del amor a Jesús Eucaristía”.

Enfatizó a la vez que es el amor a la Madre la que nos llevará a su Hijo. “Esto nos falta en la Iglesia peruana, volver a tener a nuestra madre en el corazón de todos los peruanos, con el rosario, la estampa, o la medalla. Ella nos dirá vayan a Jesús Eucaristía y hará el milagro de la conversión de los corazones”, afirmó.

Gran Misión Remar Mar Adentro

Con respecto a la Gran Misión de la Arquidiócesis de Lima, el cardenal Juan Luis Cipriani, pidió la intersección de María Auxiliadora para que bendiga los corazones de quienes forman parte de esta Misión. “Devuelve a nuestro país, a través de esta Gran Misión, un ambiente de paz social y de mayor justicia. Aleja la mentira y el odio que no son compatibles con la paz y con la verdad”.

Asimismo, pidió a los misioneros que, “en esta Gran Misión lleven a María Auxiliadora en una estampa, en una imagen, para que en sus casas, en sus trabajos, en sus hogares, donde estén, busquen cambiar un poco este mundo”, finalizó.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]