Lima, 3 de noviembre del 2004

 
   
 

Jóvenes renuevan promesas bautismales
y confirman su fe

Un grupo de 98 jóvenes, estudiantes del colegio María Reina Marianistas, renovó las promesas hechas por sus padres y padrinos en el día de su Bautismo, en una celebración que fue presidida por el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne.

En la ceremonia realizada en la Parroquia Santa María Reina de San Isidro, el arzobispo de Lima le pidió a los jóvenes que recibían el sacramento de la Confirmación, “saborear” la experiencia de encontrarse con Cristo y pedirle con humildad, que les aumente la fe.

Durante la homilía, el Primado de la Iglesia en el Perú destacó la decisión de los jóvenes, de ser confirmados, y recibir por medio del sacramento al Espíritu Santo, que les ayudará a madurar y crecer como cristianos.

“La fe es creer, por la autoridad de Dios, en lo que Él ha querido contarnos a través de su hijo Jesucristo. Es decir, cómo es él: Padre-Hijo-Espíritu Santo; qué quiere para nosotros: la felicidad de la salvación eterna; cuál es el camino: los diez mandamientos; y cómo me ayuda a lo largo de mi vida: con los siete sacramentos”, recordó el Cardenal.

Destacó que el Espíritu Santo recuerda las enseñanzas de Jesús pero actualmente hace falta escucharlo. “No esperes algo tan espiritual, que venga de una manera misteriosa, porque el Espíritu Santo puede presentarse a través del consejo de tu padre, de la voz de un amigo, de un golpe que te da la vida, del enfermo que te pide ayuda”, expresó.

Asimismo, el Pastor de Lima pidió a los jóvenes recordar el día de su Confirmación a lo largo de su vida para saber enfrentar al mundo, dejando de lado sus temores y cuestionamientos, y viviendo a plenitud las enseñanzas de Jesús.

“Mucha gente se pregunta hoy: ¿Para qué me sirve pregunta?. Frente a la fe, este cuestionamiento no tiene sentido. Es como si una mamá le dijera a su hijo: ¿Qué saco queriéndote?. Hay que entender que no es un intercambio material. El mundo hoy está errado, la gente piensa en función de ‘Qué gano con esto, qué ventajas tengo’. Para vivir el amor de Dios no cabe esta actitud”, mencionó.

Tras ser presentados por el párroco, los 98 jóvenes fueron ungidos con óleo perfumado, como señal de su Confirmación, iniciando su vida cristiana, y convirtiéndose en testimonio de la verdad. Recibieron el sacramento después de tener una catequesis adecuada, y prepararse con la oración y la práctica de la caridad.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]