Lima, 5 de noviembre del 2004

 
   
 

Más de 50 jóvenes reciben al Espíritu Santo
en emotiva ceremonia de Confirmación

Después de cuatro meses de ardua preparación, tiempo en el que recibieron la catequesis que les permitió conocer con mayor profundidad a Jesús y los valores que distinguen a los cristianos, 56 jóvenes del colegio Salcantay recibieron el sacramento de la Confirmación de manos del Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne.

Durante la celebración, el Primado de la Iglesia en el Perú pidió a las jóvenes escuchar al Espíritu Santo en su conciencia. Para ello, las instó a aprender el arte de meditar, y a saber dialogar en silencio.

“Hoy se cree en el Espíritu Santo pero como si estuviera en las nubes. No se le escucha. Ese es el gran problema del mundo. Se da crédito a lo que dicen los amigos, las encuestas, a lo que hacen los demás, y eso es porque tenemos la conciencia dormida, cuando ese es el rincón del Espíritu”, enfatizó el Arzobispo de Lima.

Se dirigió en ese sentido a los padres, padrinos y profesores de las jóvenes. “Hay que ayudar a que estas niñas tengan una conciencia, guiarlas, para que sepan diferenciar lo que está bien y lo que está mal, no porque lo dice la mayoría, sino por lo que les dice su conciencia. Pero para tener una conciencia recta, hay que confesarse”, expresó.

El Pastor de Lima destacó además, la importancia de valorar el significado del Espíritu Santo, como reflejo del amor del Padre y el Hijo, en el mundo. Por eso dijo que hay que saber perdonar, ayudar a los demás sin buscar nada a cambio, más que hacer el bien.

“El único modo de tratarse como personas, entre amigos, es con el amor, porque las personas no somos medios para un propósito... Yo no te quiero para que me des tal cosa, para alcanzar tal objetivo. Yo te quiero porque te quiero. Eso es el amor”, reiteró recordando las enseñanzas del Papa Juan Pablo II.

Ante la importancia del sacramento de Confirmación que recibieron las jóvenes, les pidió que sean fuertes, y se encomienden al Espíritu Santo para que abra sus corazones y el espacio de conciencia en la oración. “Al Espíritu Santo no lo escucha nadie, se le llama el gran desconocido... Jesús nos lo ha dejado... Encomiéndense a Él para que aumente su fe”, expresó.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]