Lima, 12 de noviembre del 2004

 
   
 

Cardenal invoca a los médicos a mantener
una conducta personal, profesional y ética

Instituto de Salud del Niño celebró 75º aniversario con misa de acción de gracias, oficiada por el Arzobispo de Lima

Al celebrarse el 75 aniversario del Instituto de Salud del Niño, el Cardenal Juan Luis Cipriani instó al cuerpo médico a mantener una conducta personal, profesional y ética para cuidar la vida y administrar la salud, durante la Misa de Acción de Gracias que ofició en el patio principal de esta institución.

“La motivación de sanar a una persona no tiene precio y delante de Dios adquiere un valor muy grande para todos los que están en ese mundo de la salud”, manifestó el Pastor de Lima, no sin antes alentar a los galenos a trabajar con “cariño paternal”.

En ese sentido, destacó la necesidad de promover la dimensión ética, moral, humana, porque “no hay que hablar tanto de los derechos del niño, sino practicarlos. No es tan difícil, pero requiere de una paciencia, una motivación que viene de Dios”.

El Purpurado señaló la necesidad de recuperar la dimensión humana de la medicina,”cuidando con cariño que la vida es intangible”, tal como lo hicieron los galenos que laboraron en el Instituto de Salud del Niño a lo largo de los 75 años.

Su mensaje se extendió a todos los trabajadores, a quienes motivó para crear un ambiente en el que cada paciente encuentre en el nosocomio cariño y acogida. “Hagamos un pequeño examen para ver en cada criatura esa imagen de Dios y de allí aplicarle toda la ciencia y tecnología que hoy ha avanzado tanto”, recalcó.

Al final de la homilía, el Arzobispo Primado hizo un llamado al personal del Instituto de Salud del Niño para mantener la tradición y destacó la celebración de esta trascendental fecha “delante de Dios”.

Miremos el futuro con optimismo

En diálogo con un grupo de periodistas, el Pastor de Lima hizo un llamado a mirar con esperanza y optimismo el futuro, para lo cual consideró necesario poner en práctica la dimensión humana y el respeto mutuo.

Con respecto al juicio oral que se le sigue al cabecilla de Sendero Luminoso, manifestó que no entrará en “polémicas inútiles” y aseguró que todos los peruanos debemos trabajar para “construir un Perú fraterno, unido, no violento”.

“Quiero levantar el ánimo del país. Mi experiencia después de esos años de sufrimiento es que el mundo no es así, por eso debemos mirar tantas cosas positivas y no dejar que la vida del país esté alrededor de una situación de terrorismo. Creo yo que está bastante superado y la historia nos dirá quién tenía la razón”, remarcó.

Asimismo, el Arzobispo de Lima señaló que el cierre definitivo de la cédula viva, aprobado recientemente por el Congreso de la República, va en la línea de mayor justicia en el país, “para que no hayan pocos que ganen mucho y muchos que ganen poco”.
   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]