Lima, 3 de octubre del 2004

 
   
 

Arzobispo de Lima pide al pueblo peruano:
permanezcan unidos como hijos
del Señor de los Milagros

Galería de imágenes
Hacer click sobre la foto para verla mejor.

Durante la misa celebrada en presencia de la venerada imagen del Señor de los Milagros, el Cardenal Juan Luis Cipriani recordó que existe una sola realidad que nos lleva a la unidad de nuestro pueblo, la de ser hijos de un mismo Dios.

“Somos hijos de Dios en Cristo, Él nos convoca a la unidad del pueblo peruano, por eso le pido al Señor de los Milagros que de este momento surja esa llamada para aceptarnos mutuamente, con un corazón sincero, para abrirnos a los demás, para ayudar a los demás, para respetar a los demás, para caminar juntos y reforzar la identidad católica de nuestro pueblo”.

Asimismo, el Purpurado señaló que los peruanos tenemos el anhelo de ir y acompañar al Cristo Moreno, a pesar de nuestras dificultades y problemas personales, porque sabemos que en Él encontramos la fortaleza que necesitamos.

“Conocemos el desgarro de nuestra gente, el cansancio que tantas veces agobia situaciones personales, problemas familiares, que generan enfrentamiento y desconfianza; por eso la procesión del Señor de los Milagros nos mantiene unidos a una misma fe, a unas mismas normas que la Iglesia nos transmite”.

En este sentido, subrayó la necesidad de que todos los peruanos se mantengan unidos a la fe católica. “Si perdemos esa sintonía de la fe católica la sociedad se disgrega, se rompe, se confunde. La juventud nos pide: hermanos mayores pongan orden moral en la vida de nuestra patria”.

Es un regalo de Dios al pueblo peruano

En otro momento de su homilía, el Pastor de Lima resaltó que la efigie del Señor de los Milagros es un regalo que hemos recibido directamente de Dios y que, durante este tiempo, nos llevará a la unidad de todos los peruanos.

“El Señor de los Milagros es un regalo y un don, un tesoro del pueblo peruano, de la Iglesia especialmente en Lima (…), y en su procesión tan característica vamos uno al lado del otro dejando atrás prejuicios, barreras, enfermedades problemas”.

“Señor, acorta esta prueba”

El Primado pidió al Cristo de Pachacamilla que acorte la prueba en la que el mundo parece de cabeza. “En este mundo que parece que tiene ideas que se enfrentan a Ti, donde se pierde un poco la brújula de la moral, en el que estamos asistiendo a una gran confusión mundial; rescata esa unidad, ayúdanos a la Iglesia universal y defiende los principios de la fe viva en tu pueblo”.

Al finalizar la misa solemne, el Cardenal Juan Luis Cipriani y los Obispos Auxiliares, despidieron la venerada imagen del Señor de los Milagros, desde el balcón del Palacio Arzobispal, quien acompañada de un mar de fieles prosiguió su segundo recorrido procesional hacia el Santuario de las Nazarenas, donde permanecerá hasta el próximo lunes 18.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]