Lima, 19 de octubre del 2004

 
   
 

“Reafirmemos nuestra fe en el Señor de los Milagros”,
exhortó Monseñor Tomasi

Un llamado a “reafirmar nuestra fe católica en el Señor de los Milagros”, hizo Monseñor Adriano Tomasi, Obispo Auxiliar de Lima, durante la misa que celebró en el atrio del Santuario de la Virgen del Carmen, ubicado en Barrios Altos, donde la venerada imagen del Cristo Moreno pernoctó tras el multitudinario recorrido procesional que por más de 18 horas realizó el día anterior.

“Reafirmemos nuestra fe católica en el Señor de los Milagros junto a Juan Pablo II, quien también está cargando con la cruz de las limitaciones y de la enfermedad”, agregó al expresar su alegría de contemplar a cientos de fieles participando con entusiasmo de la celebración eucarística. “En el Cristo de Pachacamilla encontramos la unión de todos los sentimientos, de todas las voluntades y de todas las esperanzas. Por eso le podemos decir: ¡Señor qué bueno es estar aquí!”.

Asimismo, invocó a los fieles a vivir la conversión para que “Cristo sea el huésped de nuestro corazones y así poder nuevamente ir con empeño y con ardor todos los días de nuestra vida. Con el Señor de los Milagros todo es posible y con nuestra madre María vamos mucho más seguros en nuestra misión ‘Remar Mar Adentro’”, expresó a los cientos de fieles, la mayoría de los cuales vestían su tradicional hábito morado.

En ese sentido, el Obispo Auxiliar de Lima destacó la importancia de mantener siempre viva nuestra fe de octubre. “De esta manera podremos decirle a Cristo: Tú encontrarás en este pueblo fiel la fe que has sembrado y que en medio de muchas dificultades nosotros logramos conservar y solo te pedimos que con tu visita a nuestros hogares, con tu pasar por las calles de esta ciudad santa aumentes nuestra fe”.

Asumamos nuestro compromiso cristiano

“Miremos siempre esta cruz hoy cuando muchas fuerzas del mal parecen atentar en contra de la fe, de la vida, del matrimonio y de la familia”, agregó Monseñor Tomasi, al momento de instarlos a contribuir en la Gran Misión. “Con el Señor de los Milagros y con nuestra Señora del Carmen queremos remar mar adentro en toda la ciudad. Queremos renovar nuestra fe y nuestro compromiso cristiano”, continuó.

El Señor en su imagen sagrada con más de tres siglos de historia y tradiciones, “ha querido venir a uno de los barrios más tradicionales, para compartir con nosotros las experiencias de vida, que en este tiempo, para muchos de nosotros no son ciertamente muy alegres”, manifestó, no sin antes resaltar que se trata del mayor regalo que Dios dio al Perú, “que queremos compartir con todos los hombres de buena voluntad que miran al Señor crucificado esperando de Él: el amor, el perdón y la esperanza que todos necesitamos”.

“Miramos al Señor de los Milagros –continúo- que es el hijo de Dios crucificado por nuestros pecados, pero lo miramos y descubrimos en Él la ternura del Padre, quien no quiere condenarnos por nuestros pecados, sino que más bien quiere que con humildad y afecto lo miremos y le pidamos perdón. Por eso se nos alegra el corazón y le damos gracias porque una vez más en nuestro país, en esta ciudad de santos, el Señor de los Milagros es rey”, resaltó emocionado.

Multitudinaria procesión

En horas de la noche, la imagen del Cristo Moreno ingresó al Santuario de las Nazarenas, tras su cuarto recorrido procesional, acompañado de miles de fieles. A su paso recibió sendos homenajes de diversas instituciones públicas y privadas.

Su próxima salida por las calles de Lima se realizará el próximo jueves 28 de octubre, tras la Santa Misa que en su honor presidirá el Cardenal Juan Luis Cipriani en el cruce de la avenida Tacna y el jirón Huancavelica. Como en años anteriores, en este tradicional recorrido la efigie visitará los hospitales San Bartolomé y Arzobispo Loayza.
   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]