Lima, 23 de octubre del 2004

 
   
 

San Pablo de la Cruz celebró fiesta parroquial

La fiesta parroquial de San Pablo de la Cruz culminó con una emotiva celebración eucarística oficiada por el Cardenal Juan Luis Cipriani, quien instó a los miembros de esta comunidad a hacer apostolado en los colegios, universidades y otros ambientes, predicando con el ejemplo.

Durante la homilía, el Pastor de Lima invocó a los católicos para defender los principios de la fe católica, en el marco de la Gran Misión ‘Remar Mar Adentro’. “En el mundo de hoy hay un verdadero deseo de apagar la voz de Dios, por eso no podemos ser católicos de fin de semana o de estar ahora en el templo”.

En ese sentido, les pidió prepararse con el Catecismo. “Quiero decirles a ustedes: El Catecismo bien aprendido para defender a nuestra madre la Iglesia en las calles, en las universidades, en la escuela, en el barrio. No dejen que la Iglesia sea solo el obispo, el sacerdote, no. Ustedes son la gran fuerza de la Iglesia”.

“Cuando alguien te hace una pregunta: ¿Por qué no se puede abortar?, porque es un asesinato. ¿Por qué no se puede usar la píldora? porque la concepción se inicia desde el primer instante en que el óvulo es fecundado. Estas son respuestas de la Iglesia Católica, el que quiere las toma y el que no las deja. No es una encuesta”, anotó.

Expresó que es voluntad de Dios defender la vida y la familia. “No es cuestión de decir: Es que hay tantos divorcios que debemos legalizarlos. Podemos ayudarlos, rezar, acercarlos a la Iglesia, pero no volver a casarlos, porque es un adulterio y, por lo tanto, quedan fuera de la Iglesia. Qué duras son estas palabras, pero son de Dios y Dios no se equivoca”.

La oración es la fuerza de la Iglesia

“El gran poder de la Iglesia es la oración sincera. La oración del que pone en práctica lo que habla con Dios. Abre tu corazón y verás como de esa manera, poco a poco, irás teniendo más intimidad con Él. Esa es la gran fuerza de la Iglesia”, señaló al invocarlos a rezar con más frecuencia pues “sin oración no hay nada”.

“En el Papa tienes un ejemplo para hacer más oración personal. No digas yo no sirvo, no puedo. Piensa, con confianza, que el Señor de los Milagros te ayudará. De esta manera encontraremos la paz, la alegría, la prosperidad”, manifestó el Purpurado.

Al final de la homilía, animó a los fieles a seguir trabajando con el mismo entusiasmo por mejorar la parroquia, ubicada en el distrito de La Molina.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]