Lima, 2 de abril de 2005

 
   
 

COMUNICADO DEL SEÑOR
ARZOBISPO DE LIMA Y PRIMADO DEL PERÚ

En la Víspera de la Fiesta de la Divina Misericordia, devoción muy querida por Su Santidad Juan Pablo II, Dios Padre ha querido convocarlo a su Reino. Ante su partida, y confortados por los signos de la bondad del Señor, invito a todos los fieles católicos y peruanos de buena voluntad a elevar sus oraciones por su eterno descanso.

 

Asimismo y uniéndonos al sentir de toda la Iglesia Católica Universal, la Arquidiócesis de Lima establece nueve días de luto ¾conocidos como novendiales por la tradición cristiana¾, los cuales irán del 03 al 11 de abril. Durante esos días se ofrecerá diariamente la Santa Misa en todas las Parroquias y templos de la Arquidiócesis por el eterno descanso de nuestro querido Papa.       

 

En estos momentos de dolor, brilla la esperanza cristiana que se nutre del misterio de Cristo Resucitado, verdad de fe que estamos celebrando en el presente tiempo pascual, y que es para nosotros fuente de consuelo y fortaleza.

 

El mismo Santo Padre, ahora desde el cielo, nos recuerda: «El cristianismo es un programa lleno de vida. Ante la experiencia cotidiana de la muerte, de la que se hace partícipe nuestra humanidad, repite incansablemente: Creo en la vida eterna. Y en esta dimensión de la vida se encuentra la realización definitiva del hombre en Dios mismo: “Sabemos que seremos semejantes a Él, porque le veremos tal cual es” (1 Jn 3,2)».  (S.S. Juan Pablo II, Homilía en el Cementerio de Roma, 1-11-1979).

 

Lima, 02 de abril de 2005

 

JUAN LUIS CARDENAL CIPRIANI THORNE

Arzobispo de Lima y Primado del Perú

 

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]