Lima, 18 de abril de 2005

 
   
 

Con misa en la Catedral de Lima
se inicia cadena de oración por el Cónclave

Galería de imágenes
Hacer click sobre la foto para verla mejor.

Con una Misa en la Basílica Catedral se inició en Lima la cadena de oración para que el Señor ilumine y asista al Colegio de Cardenales en la delicada responsabilidad que tiene de elegir al sucesor de Juan Pablo II.

Durante la homilía, Monseñor José Antonio Eguren, Obispo Auxiliar de Lima, recordó a los peruanos que la actitud principal de los católicos ante éste debe ser “la oración perseverante hecha en íntima armonía y unidad con toda la Iglesia ”.

“La oración, hermanos, nunca debe ser nuestro último recurso, sino más bien lo primero que siempre hagamos”, agregó el Obispo y explicó que “pedir con confianza filial” debe ser “nuestra tarea principal estos días”.

“Orar fervientemente al Señor para que asista a los cardenales electores de manera que iluminados por la gracia del Espíritu Santo, designen un Padre y Pastor digno para la Iglesia, que se dedique con todas sus fuerzas al servicio del Pueblo de Dios”, agregó.

Mons. Eguren recordó que “la tarea de los cardenales electores es muy delicada. En el fondo el gran “elector” del Cónclave es el Espíritu Santo. La misión de los cardenales consiste en abrirse con docilidad a las mociones del Espíritu para elegir a aquél a quien el Señor quiere que de ahora en adelante sea su Vicario en la tierra”.

Asimismo, aclaró que “el Cónclave, no es un acto político, basado en cálculos o intereses humanos, sino que es un acto de fe, que busca elegir al Sucesor de Pedro. Por eso involucra a toda la comunidad eclesial y no sólo a los cardenales electores”.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]