Lima, 21 de abril de 2005

 
   
 

Papa Benedicto XVI envía bendición al pueblo peruano a través del Cardenal Cipriani

Una bendición muy especial a todo el pueblo peruano envío el recién elegido Papa Benedicto XVI, por medio del Cardenal Juan Luis Cipriani, agradeciendo el cariño sincero que desde ya le entrega el Perú al haber sido designado como sucesor de San Pedro.

Desde Roma, a través de RPP, el Cardenal Cipriani hizo extensiva la bendición, esperando que llegue a todos los rincones del país; y aprovechó la comunicación para hablar sobre el nuevo Santo Padre, no sin antes remarcar que “siempre es una ilusión la posibilidad de que el Papa Benedicto XVI venga a nuestro país... La invitación está abierta”.

Durante su mensaje, se refirió al significado de la rápida elección del Cardenal Joseph Ratzinger como Papa, y destacó el sentido de unidad de la Iglesia, demostrada a través de los 115 cardenales, “pese a ser tan variados en cuanto a continentes, lenguas, razas y culturas”.

“Había un sentir que era la continuidad de Juan Pablo II, y otro de unidad en la Iglesia. Estos nos han conmovido a nosotros mismos. En instantes hemos visto la unidad de todos nosotros alrededor del nuevo Papa al votar por el más cercano colaborador de Juan Pablo II, a quien recordamos con tanto cariño y agradecimiento”, dijo.

El Primado de la Iglesia en el Perú destacó que pese a la personalidad y edad diferente entre Juan Pablo II y Benedicto XVI, “en el fondo está la continuidad de un hombre que confirma al mundo en la fe, en la verdad, en la justicia, en la esperanza y en la honradez”.

Nos ofrece esperanza

Frente a una humanidad donde el relativismo trata de ganar terreno mientras cada uno busca su propio egoísmo, el Cardenal Cipriani dijo que la elección del nuevo Papa debe ser vista con esperanza, “como esa gran primavera que Juan Pablo II anunciaba y que Benedicto XVI nos ofrece con un pontificado de reconciliación y unidad”.

Ante las críticas de algunos sectores por la designación del Cardenal alemán como Vicario de Cristo, el Arzobispo de Lima expresó: “Dejemos actuar al Espíritu Santo, dejemos actuar a un hombre que goza de un prestigio no solo espiritual sino cultural. Realmente es de una categoría moral y científica reconocida por el mundo entero”.

Agregó que pese a ciertas discrepancias, “su elección ha sido una sinfonía de unidad, de gozo. Ese gozo de familia que nuevamente tiene padre. Esa es la Iglesia, el cuerpo de Cristo con su cabeza visible que es el Papa”.

Finalmente dijo que “ante un mundo que está enormemente secularizado, la presencia de Benedicto XVI es una confianza muy grande de saber que estamos anclados en una verdad que no es suya ni mía, es Cristo; una verdad comprensiva en una mano que se alarga a los demás, especialmente a los más pobres y que hereda un amor especial a los jóvenes”.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]