Lima, 28 de abril de 2005

 
   
 

Cardenal Cipriani:
"Benedicto XVI es un regalo de Juan Pablo II"

Perú recibirá como recuerdo del Papa Peregrino, una de sus sotanas

Galería de imágenes
Hacer click sobre la foto para verla mejor.

Durante la Misa por la Solemnidad de Santo Toribio, la primera que realizó luego de participar en los funerales del Papa y el cónclave donde se eligió al Sucesor de San Pedro, el Cardenal Juan Luis Cipriani hizo extensiva la bendición de Benedicto XVI al pueblo peruano.

Fue un reencuentro especial, donde el Primado de la Iglesia en el Perú anunció que la Arquidiócesis de Lima tendrá en los próximos días un recuerdo más cercano de Juan Pablo II, ya que recibirá una sotana blanca de las que usaba en sus viajes y en su trabajo diario; noticia que fue aplaudida por los fieles.

Al recordar la figura del Papa Peregrino, el Cardenal Cipriani destacó la unión que promovió su deceso, no sólo entre los cristianos católicos, sino entre la humanidad que oró por su descanso y le agradeció por la labor realizada en sus 26 años como Pastor de la Iglesia.

“Esto es una muestra de santidad... hemos comprobado ese milagro porque no existe explicación para que la muerte de un hombre de 87 años, que ha pasado por la tierra hablando la verdad y haciendo el bien, sea sentida por millones... Juan Pablo II le ha dado novedad a ese querer ser santos, con la alegría, gozo, felicidad, sencillez y juventud que irradiaba”.

No lo dejemos solo

En este primer encuentro tras su vuelta de Roma, el Primado de la Iglesia en el Perú se refirió al nuevo Pontífice: “El Papa Benedicto XVI es un regalo de Juan Pablo II” -dijo, agregando que “lo queríamos desde antes, y ahora lo queremos más porque es fácil ver reflejado en él a Juan Pablo II”.

Agradeció la oración unánime del Perú y del mundo, antes y durante el cónclave, y pidió a los fieles que continúen encomendando al Santo Padre. “No lo dejemos sólo... acompañémoslo con nuestros rezos”, señaló.

Sigamos con la evangelización

En esta festividad, Lima se unió al júbilo de la Iglesia Católica, recordando a Santo Toribio de Mogrovejo, segundo Arzobispo de Lima, Patrono del Episcopado Latinoamericano y de la Gran Misión Remar Mar Adentro.

El Cardenal Cipriani pidió a la comunidad seguir el ejemplo del Santo y continuar con la nueva evangelización, respondiendo al llamado que hiciera el Papa Juan Pablo II, y que hoy promueve Benedicto XVI.

Luego de la Santa Misa se realizó la procesión de las reliquias de Santo Toribio, que fue acompañada por los fieles. Con estas actividades se inició la preparación por los 400 años del tránsito del Santo a la gloria del cielo, que se cumplen el 2006.
   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]