Lima, 18 de diciembre de 2005

 
   
 

Cardenal Cipriani: “Dios se manifiesta con absoluta verdad y no oculta sus ideas”

Durante la Misa Dominical celebrada en la Basílica Catedral de Lima, el Cardenal Juan Luis Cipriani, enfatizó que cualquier plan personal, familiar y político debe estar iluminado por ese gran misterio del amor de Dios.

Durante su homilía el Pastor de Lima manifestó que la unidad es el gran reto del mundo moderno, no tengamos por un lado nuestras creencias y principios y por el otro nuestras acciones. “Lo que creo lo hago, lo vivo y lo pongo en práctica”.

“Invoco a San José para que este país maravilloso encuentre en los meses que viene el canto a la verdad, la transparencia, la honradez y la rectitud, y no se convierta en un teatro en donde cada uno procura engañar a los demás sobre la base de un discurso o de una actuación.

“Cada uno tiene derecho a pensar como quiere pero es importante darlo a conocer, ocultar las ideas es algo muy negativo y creo que en la Navidad Dios se manifiesta con absoluta verdad y no oculta sus ideas”, agregó.

Da pena contemplar que quienes dirigen este mundo muchas veces oscurecen la luz de la Navidad con sus insultos, mentiras, invadiendo el terreno de la fe para prometer falsedades, y llamando amor y perdón a cualquier cosa.

Estamos viendo ahora que llaman Navidad a un enorme juego de regalos. “Navidad es el nacimiento del Hijo de Dios, que viene con humildad y sencillez para salvarme del pecado, para sembrar amor en mi vida, para que forme parte de su familia y me incorpore como hijo por acción del Espíritu Santo a través de María Santísima”.

“Algunas personas le llaman familia a cualquier cosa, cuando en realidad es un hombre y una mujer casados para siempre unidos a sus hijos. Por eso, la Iglesia comprende, acoge y ayuda a todos pero no permitamos que se le cambie de significado a las palabras porque entonces la mentira se extiende y la hipocresía invade el clima de la Navidad.

“Todos, seamos gobernantes u hombres sencillos de la calle, debemos buscar esa conexión del nacimiento de Dios con nuestra vida, a través de la familia, el trabajo, el descanso, la enfermedad, y en nuestra pobreza o riqueza”, puntualizó.

Manifestó que la verdad seguirá durando a través de los siglos, y a las puertas de la Natividad del Señor cualquier plan personal, familiar y político debe estar iluminado por ese gran misterio del amor de Dios que se hace hombre para que nosotros, a través de Jesús, podamos ser Hijos de Dios”, concluyó.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]