Lima, 2 de enero del 2005

 
   
 

Cardenal Cipriani hace un llamado
a la paz en Andahuaylas

Ante los hechos suscitados en Andahuaylas (Apurímac), el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, invocó al grupo etnocacerista a deponer las armas de manera pacífica, al final de la Santa Misa que ofició en la Basílica Catedral de Lima.

“En un día como hoy, invocamos a esta nación tan grande para que sepamos vivir en paz, luchar contra la pobreza y vivir como una familia, en la que las lógicas discrepancias se lleven siempre por el camino del diálogo”, manifestó el Purpurado.

Asimismo, invocó a Dios para que “ilumine y ayude a quienes tienen la obligación de tomar decisiones en estos momentos” y realizó una exhortación “humilde y sincera” a los miembros del autodenominado Movimiento Etnocacerista para que “depongan las armas”.

Dirigiéndose al pueblo peruano continuó: “Busquemos todos vivir con perdón, con reconciliación, en justicia, procurando ayudarnos unos a otros y de esa manera no habrá estas reacciones injustificables que a veces se esconden detrás de algunos reclamos”.

El Cardenal Cipriani oró por los cuatro policías caídos y sus familiares. “Estamos especialmente unidos a los familiares de las personas fallecidas, a los efectivos de la Policía Nacional que están sujetos al Estado de derecho y que por lo tanto muchas veces les corresponden tareas sumamente difíciles”.

Hay que detestar el mal con horror

En la homilía de este domingo, Solemnidad de la Epifanía del Señor, el Pastor de Lima pidió a los fieles que colmaron la Basílica Catedral, estrenar el 2005, "muy pegados a Dios" e indicó que la paz es el resultado de una larga y dura batalla cuando el bien derrota al mal.

"Hay que detestar al mal con horror, adherirse al bien. Por eso la paz es un bien que se promueve con el bien", precisó, al leer parte del documento que el Papa Juan Pablo II publicó por la jornada de la paz.

En ese sentido, el Cardenal Cipriano invocó a una paz en la que no nos dejemos vencer por el círculo vicioso de "el mal se combate con el mal", pues se puede vencer al mal con el bien.

“Busquemos todos poner en práctica esta orientación del Papa y encontraremos en nuestro país un clima más fraterno, más solidario, más justo y como consecuencia viviremos en paz como familia peruana”, finalizó el Pastor de Lima.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]