Lima, 23 de enero del 2005

 
   
 

Obispo invoca a fieles a ser antorchas encendidas
que iluminen y den calor al mundo

Monseñor José Antonio Eguren destacó la importancia de la conversión personal para irradiar la luz de Cristo por todo el mundo.

Una invocación a “dejarnos transformar por la luz de Cristo para ser realmente antorchas encendidas que iluminen y que den calor a este mundo y a nuestra patria”, hizo monseñor José Antonio Eguren Anselmi, Obispo Auxiliar de Lima, durante la Santa Misa dominical que celebró en la Basílica Catedral.

“El gran cambio que el mundo espera es tu conversión”, señaló el Prelado, al recordar que Cristo vino al mundo para iluminar al ser humano de las tinieblas del pecado. “Por eso aquel que encuentra a Cristo en su vida, aquel que se abre a Cristo con fe y con una conversión sincera, tendrá la luz que va a iluminar su existencia”.

En ese sentido, resaltó “la necesidad de que esa luz -que es Jesús- nos ilumine más, que entre más hondamente en nuestra vida personal y en nuestra vida social, por nuestra conversión sincera y por ese esfuerzo de entregarle al Señor cada día más todo lo que somos, todo lo que tenemos”.

Durante la homilía, Monseñor Eguren explicó que “la conversión supone adquirir la forma de pensar de Cristo, de sentir con los sentimientos de su corazón, de actuar y caminar por el mundo como si Jesús fuese el que camina a través nuestro. De esta manera, hacemos que esa luz, que ilumina y da sentido a todo, entre más a tu vida, en mi vida y en nuestra realidad social”.

Solamente en Cristo la vida se vuelve auténticamente humana

Ante las tinieblas que oscurecen el existir del ser humano, como son las campañas contra el don maravillo de la vida (desde la concepción hasta su fin natural), la santidad del matrimonio y la familia, así como la falta de verdad, honestidad, solidaridad, y un creciente egoísmo, Mons. Eguren hizo un llamado a proclamar que solamente en Cristo la vida se vuelve auténticamente humana.

“La importancia de abrirnos con generosidad a Cristo para encontrar en esa luz el camino de la auténtica libertad, porque solamente Él es el camino, la verdad y la vida. Fuera de Él no hay posibilidad de que la persona humana se encuentre así misma, se despliegue y se realice en plenitud”, continuó el Obispo.

Asumamos el compromiso de llevar la luz al mundo entero

Al recordar el llamamiento de los cuatro primeros discípulos de Jesús, quienes respondieron con prontitud, sin discusiones, flojeras ni regateos, expresó la necesidad de que todos los hombres y mujeres asumamos con nuestro Creador el compromiso de llevar su luz al mundo entero.

“Todos por el Bautismo y la Confirmación estamos llamados a seguir a Cristo en lo específico de nuestra vocación y según nuestras capacidades y posibilidades a acoger su luz e irradiarla a los demás”, manifestó Mons. Eguren recordando que evangelizar es llevar a Cristo por todo el mundo.

“Pidámosle al Señor en nuestra humilde y sencilla razón que cada uno de nosotros en nuestra vocación específica, en nuestro llamado particular, allí donde Él nos ha puesto, tengamos en primer lugar esa necesidad de seguirlo; para que después teniéndolo en nuestra vida, podamos irradiar su luz a aquellos lugares o en aquellas realidades donde el Señor nos coloque”, invocó.

Sólo habrá un mundo nuevo con hombres nuevos en Cristo

En su reflexión final, Monseñor Eguren señaló: “solo habrá un mundo nuevo si hay hombres nuevos en Cristo, solo habrá un Perú nuevo –el que todos anhelamos y deseamos- si hay peruanos nuevos en Cristo. No nos engañemos, el gran cambio que necesita el mundo de hoy comienza en tu corazón, comienza en nuestras vidas”.

“Conviértanse y crean en el Evangelio. No podrá haber una sociedad nueva sin hombres nuevos. No se podrá transformar las estructuras que hoy día vemos con preocupación, pues están llenas muchas veces de la presencia del pecado”, finalizó.
   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]