Lima, 26 de julio de 2005

 
   
 

En la fiesta de Santiago Apóstol
Cardenal Cipriani exhorta ser fieles a la Cruz de Cristo

La celebración de Santiago Apóstol, a quien está dedicada la Parroquia de Surco, fue ocasión para que los centenares de fieles participaran en la bendición del altar, que presidió el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne. En este día, el Primado de la Iglesia en el Perú exhortó a los fieles a valorar el sacrificio de Cristo.

En la homilía, el Arzobispo de Lima presentó la fisonomía espiritual de Santiago, insistiendo en su fidelidad, la misma que le llevó a ser el primer apóstol en morir mártir por Cristo. A partir de esta consideración, invitó a los fieles a vivir en fidelidad al Señor y a ser capaces de atraer a otros a la fe, a partir del propio testimonio cristiano.

El Cardenal Cipriani también señaló que el cuerpo y la sangre de Cristo como alimento, están unidos a los ofrecidos en la cruz. “Yo creo que hoy a la gente sólo le gusta la primera parte; se acercan todos a recibir el alimento del cuerpo y la sangre pero no piensan que ese sustento va a ser unido al de la cruz”, agregó.

En ese sentido, enfatizó que el gran desafío de este siglo es no huir de la cruz, no hacer una redención plana, llena de palabras, sino seguir el ejemplo de Jesús.

Después de la homilía, con el canto de las Letanías de los Santos, se inició el rito de la Dedicación del Altar, recientemente construido en cumplimiento de lo establecido por el Código de Derecho Canónico, que en el canon 1235, 2 señala: “Conviene que en todas las iglesias haya un altar fijo”.

Siguiendo la antigua costumbre eclesial, en el altar se depositaron las reliquias de San Lorenzo, San Pío X y Santa Teresita del Niño Jesús.

“Este es el altar en donde cada misa Cristo dice que no ha venido para que le sirvan, sino para servir”, dijo el Purpurado, destacando que “Jesús hizo un sacrificio a Dios Padre en el altar en donde le dio su cuerpo y sangre, por eso debe ser nuestro corazón y nuestro alimento”.

Al concluir la celebración, y luego de las palabras de agradecimiento del párroco, ratificadas por un largo aplauso de los fieles, señal de adhesión al Pastor, el Señor Cardenal manifestó su complacencia porque cada vez que visita la Parroquia encuentra algo nuevo.

También indicó a la comunidad parroquial que el altar es invitación a la comunión eclesial y exhortó a los presentes a vivir en comunión con el Papa, con el Arzobispo, con el Párroco y entre sí mismos.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]