Lima, 27 de junio de 2005

 
   
 

Cardenal Cipriani ordena nuevo sacerdote
del Sodalicio de Vida Cristiana

En el día de la Fiesta de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, un miembro del Sodalicio de Vida Cristiana, Carlos Keen von Wuthenau, de 34 años, fue ordenado sacerdote. La ordenación tuvo lugar en el marco de una solemne Eucaristía presidida por el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, Arzobispo de Lima y Primado del Perú. Junto con él concelebraron Monseñor Salvador Piñeiro, Obispo Castrense del Perú y Obispo Auxiliar de Lurín y Monseñor José Antonio Eguren, Obispo Auxiliar de Lima. El amplio presbiterio de la iglesia Nuestra Señora de la Reconciliación se vio lleno por la presencia de numerosos sacerdotes pertenecientes al Sodalitium y otros muchos presbíteros diocesanos y de diversas congregaciones.

Entre los presentes estuvo el Fundador y Superior General del Sodalicio de Vida Cristiana, Don Luis Fernando Figari, así como una un gran número de miembros de la Familia Sodálite, junto a los padres, hermanos, familiares y amigos del nuevo presbítero.

Durante su homilía, el Cardenal Cipriani recalcó que “si la acción por la cual Dios llama a algunos hombres para hacerse sacramentalmente presente en el mundo no se percibe como un misterio que nos sobrepasa, no se entiende la vocación al sacerdocio”. En ese marco, recordó al nuevo presbítero que “el sacerdote debe ser consciente de que su vida es un misterio insertado totalmente en el misterio de Cristo. Es un misterio dentro de otro misterio”.

Señaló más adelante que “con la entrega radical a Dios, la personalidad no se encoge, sino que se despliega, se perfecciona. Lo que se deja es aquello que es falta de humanidad. La entrega a Dios enriquece a la persona, la llena de luz y de felicidad”. “Busca en tu vida —recomendó al nuevo sacerdote— una humilde prontitud para aceptar los dones del Espíritu Santo, para dar generosamente a los demás los frutos del amor y de la paz, para testimoniar la certeza de la fe por la que recibes una comprensión más profunda del sentido de la existencia humana. El sacerdocio nos es dado para servir incesantemente a los demás, como lo hizo Jesucristo”.

En otro momento recordó, citando al Santo Padre, que “la Eucaristía es el sacramento de los reconciliados. La Eucaristía es el sacramento de quienes se han dejado reconciliar con el Señor, formar parte de su familia y así se ponen en sus manos” “Que profunda y sencilla la teología eucarística del hoy Papa Benedicto XVI. La Eucaristía y la reconciliación prácticamente forman una unidad en la vida del cristiano”, añadió.

Al concluir su homilía, el Cardenal Cipriani expresó cálidas felicitaciones a los integrantes del Sodalicio y de toda la Familia Sodálite por la presencia de un nuevo sacerdote, alentando a todos los miembros de esta familia espiritual a continuar creciendo como lo viene haciendo y a seguir dando su valiosa colaboración en las labores evangelizadoras.

El padre Carlos Keen nació en Madrid en 1971. Realizó sus estudios escolares y de ingeniería mecánica en Brasil. Los estudios de Filosofía y Teología los realizó en la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima. En 1994 ingresó a la Sociedad de Vida Apostólica, Sodalitium Christianae Vitae, que fue aprobada como de Derecho Pontificio por el Papa Juan Pablo II en 1997.

Fuente: eclesiales.org
   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]