Lima, 29 de junio de 2005

 
   
 

Cardenal Cipriani destaca sentimiento de unidad
de la Iglesia en el Perú con Benedicto XVI

En la Solemnidad de San Pedro y San Pablo, el Cardenal Juan Luis Cipriani pidió al Nuncio Apostólico, Monseñor Rino Passigato, le haga llegar al Santo Padre, el mensaje de amor y cercanía del Perú para con el Vicario de Cristo. El Prelado también llamó a los fieles a no dejarse llevar por el relativismo, y a ser solidarios.

Cientos de fieles, entre ellos delegaciones de parroquias, colegios, movimientos católicos, además de autoridades políticas y militares, participaron en la Santa Misa que presidió el Cardenal Juan Luis Cipriani y concelebró el Nuncio Apostólico, Monseñor Rino Passigato, en el Día del Papa.

En esta Eucaristía, el Arzobispo de Lima destacó la figura del Papa y su misión como autoridad de la Iglesia: el servicio. En ese sentido, recordó las palabras que Benedicto XVI pronunciara al iniciar su Pontificado: “Mi programa es hacer la voluntad de Dios, seguir las inspiraciones del Espíritu Santo”.

“El Papa es el garante de la obediencia, de que la Iglesia no haga lo que quiera. Cristo mismo es la roca y Cristo edifica su Iglesia sobre Pedro. Sobre Pedro, Pablo y los apóstoles”, expresó el Primado de la Iglesia en el Perú.

En su homilía, hizo un llamado serio a los fieles, para no dejarse llevar por la corriente del relativismo moral, que “ intenta corroer los fundamentos de la vida humana, amenaza una convivencia pacífica, impide un sano progreso científico, económico y político de los pueblos, y se extiende por el mundo entero”.

El Purpurado también enfatizó que la Iglesia ajena a los planteamientos ideológicos de tipo político, “llama la atención fuertemente a una mayor solidaridad entre los pueblos para una mejor distribución de la riqueza que permita una vida más digna de todos los seres humanos, permitiendo que la educación, la cultura, el trabajo y la salud estén al alcance de todas las personas”.

Santidad de Juan Pablo II

En este día, el recuerdo de Juan Pablo II estuvo presente. “Nuestro corazón se eleva lleno de agradecimiento a Dios por la santidad de este hijo suyo que fue un don inmenso a la Iglesia y a la humanidad entera por largos años. Qué luz, qué amor, qué caridad, qué heroísmo en su entrega”, agregó.

“Por eso con gozo y con respeto nos alegra contemplar que el Papa ha querido adelantar el tiempo para iniciar el proceso. Quién puede tener más interés que la misma Iglesia en que la santidad de este hijo suyo se verifique y se conozca con todo detalle. La Iglesia no hace a los santos ni los medios de comunicación. A los santos sólo los puede hacer Dios”, enfatizó.

[Ver homilía completa]

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]