Lima, 15 de mayo de 2005

 
   
 

“Hoy más que nunca
la Iglesia nos pide ser misioneros”,
enfatiza Cardenal Cipriani

Al celebrarse la Solemnidad de Pentecostés, el Primado de la Iglesia en el Perú instó a los fieles a escuchar a plenitud la voz del Espíritu Santo, para no tener miedo y salir al mundo en defensa de la Iglesia.

El Cardenal Juan LuisCipriani, recordó que la Iglesia hoy requiere de la fuerza del Espíritu Santo, pues “de la mano de Juan Pablo II nos dice: No tengas miedo, d efiende a tu Dios. No dejes que una minoría imponga sus errores a esta mayoría de nuestro pueblo católico”.

Ante los cientos de fieles que participaron en la Santa Misa por la Solemnidad de Pentecostés, el Primado de la Iglesia en el Perú agregó que “hoy más que nunca la Iglesia nos pide ser misioneros, hablar de Dios, llevar a Cristo a todos los rincones con mucho respeto y cariño, pero no en silencio. Sin miedo”.

Durante la homilía dominical, destacó la venida de la tercera persona de la Santísima Trinidad, destacando que por el Espíritu Santo l a fe cristiana alumbra al mundo con alegría y esperanza.

“No hay vida fácil, pero hay una visión de fe, llena de optimismo. Si te falta la alegría pregúntate: ¿Que hay entre Dios y yo, qué me separa de él? Verás que muchas veces es el pecado. Justamente Jesús lo resuelve cuando dice: reciban al Espíritu Santo”.

Al pronunciar su mensaje desde la Catedral de Lima, el Cardenal Cipriani dijo que la crisis de la Iglesia contemporánea se origina por no reconocer el pecado, y no acudir a la confesión. “Por eso entra el temor, el miedo, la duda, la falta la alegría”, mencionó.

Asimismo, expresó que la fe cristiana obliga a la historia a salir de sus esquemas “porque me dice: yo con mi fe, en nombre del Espíritu Santo puedo cambiar la historia de mi vida, puedo ser mejor con la ayuda de Dios, hacer de mi hogar algo estupendo, de mi país una tierra justa”.

Iglesia interviene por acción de Dios

El Purpurado expresó que es el Espíritu Santo quien hace que la Iglesia constantemente, como alma del mundo, intervenga en la historia, “no con el poder de la política ni con el dinero sino con la acción de dios en las almas”.

En esta fecha especial, recordó que el Espíritu Santo “es esa persona que está dentro de tu alma, que viene a lo más profundo de tu vida y te dice: haz oración, medita en silencio, escúchame y luego actúa sin temores, con alegría, anunciándole a la gente que aquí estoy”.

Pidió a los fieles que sean más piadosos, traten con mayor cariño a Jesús en la Eucaristía, se confiesen frecuentemente, y recen el rosario a la Virgen. “Luego láanzate a una acción para anunciar al mundo que Dios nos ama, no porque seamos buenos sino porque nos ama”, concluyó.
   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]