Lima, 01 de noviembre de 2005

 
   
 

Cardenal Cipriani: “Se enciende nuevamente en el mundo el sol de Jesucristo en la Eucaristía”

El Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, Arzobispo de Lima y Primado de la Iglesia en el Perú, en la Solemnidad de todos los Santos, despidió al Señor de los Milagros ante una multitud congregada en las afueras del templo de las Nazarenas.

A continuación la transcripción de la homilía del Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne:

Queridos hermanos en Cristo Jesús hoy nos hemos reunido en la Solemnidad de todos los Santos para alabar al Señor de los Milagros, para saludarlo y agradecerle. Hoy esta multitud, como dice las Sagradas Escrituras debe recordar que la Sagrada Eucaristía contiene al mismo Cristo que nació, vivió, murió y resucitó entre los muertos.

La Eucaristía es la anticipación del cielo

Jesús se queda en la Eucaristía para sanar nuestras almas, para fortalecer nuestra debilidad, para consolar nuestras preocupaciones, y para calmar nuestra hambre y sed. Hoy en la Eucaristía es una anticipación del cielo.

Por eso amigos hoy cuando despedimos al Señor de los Milagros Él nos recuerda que se queda en todas iglesias, que se queda en la Eucaristía con su presencia Real, y nos pide que lo visitemos, que acudamos a la Santa Misa Dominical porque ahí lo tenemos vivo.

Remar Mar Adentro desde la Eucaristía

El Papa Benedicto XVI quiere que lancemos a la Iglesia, con la Gran Misión de Remar Mar Adentro desde la Eucaristía, porque es una manera de vivir, de pensar y de actuar. Y esa Eucaristía con mucha alegría la contemplamos en muchos templos de la ciudad que han habilitado capillas del Santísimo para que recemos durante el día.

Hermano visítalo y acuérdate de que nunca estarás solo, que Jesús queda en la Eucaristía con su presencia real, verdadera y sustancial.

Luego San Juan en esta lectura nos dice “que honor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios”. Nosotros lo somos, ese ser hijos de Dios es el motivo de toda tu alegría y de todo tu esfuerzo. ¿Hijos de Dios sabes en dónde? En Cristo, en el Señor de los Milagros que lo vemos aquí en la Cruz.

En Él me convierto en hijo adoptivo de Dios. Esa es la gran finalidad de toda criatura, desde el vientre de su madre hasta que muera, que los bautizados se incorporen en Cristo el Señor de los Milagros para ser hijos de Dios.

Que maravilla y por eso que alegría el contemplar esta devoción de nuestro pueblo porque en el Señor de los Milagros Jesús se nos hace más cercano.

El Señor de los Milagros es un nuevo amanecer en mi vida

El mundo de hoy está despertando un nuevo amanecer. Hay un deseo de estar más cerca de Dios de encontrarse con Dios ¿Por qué? Porque no me engaña es un Dios que me promete felicidad, que me promete perdón, un Dios que habita en mis hermanos, en mi familia, que está en la enfermedad, en el dolor. En todas condiciones humanas está ahí el Señor de los Milagros.

Todos en el mundo hemos pasado por una época oscura, y lentamente se va encendiendo otra vez en los hogares y en la juventud esa chispa de elevar nuevamente nuestra mirada al Señor de los Milagros.

El Señor de los Milagros, como el sol del día de hoy, brilla y me dice: “Yo soy el mismo ayer, hoy, y siempre”. Se va despertando en el alma, en tu casa, entre tus amigos, en el colegio, ese amor a Dios, esa mayor más afluencia a los templos, más vocaciones sacerdotales.

La gente que se compromete con esa fe en su vida diaria, y lógicamente ese despertar de Jesucristo en los pobres, en el pueblo, no le gusta el demonio. Ese demonio nos dice la Sagradas Escrituras, no prevalecerá y no podrá contra Jesús.

Por eso no tengas miedo de confesar tu fe entre tus amigos, en tu trabajo, en tu vida pública. Que se vea qué crees.

Hoy más que nunca te miramos Señor de los Milagros y te decimos: Gracias por estos días que haz estado más cerca de nosotros, nuevamente nos has bendecido con milagros, conversiones y con mucho amor.

Gracias Señor una vez más porque cada año estás con nosotros y acompañas a tu pueblo peruano, latinoamericano y al mundo entero.

No permitiremos que ofendan la fe de nuestro pueblo

Y por eso tengo que decirte que no permitiremos que se te ofenda. Hay algunos grupos ignorantes de gente sectaria y fanática que este año han intentado acercarse con sus mentiras para hacerte daño. Por eso, no toleraremos que nadie maltrate al Señor de los Milagros. No nos busquen, no toleraremos que nadie ofenda la fe de nuestro pueblo.

Nosotros veneramos esa imagen milagrosa con mucho amor. Porque esa imagen, como todas las imágenes, nos trae el recuerdo de Jesús en la Cruz. No nos busquen. Señor prefecto de Lima, no autorice marchas ni recorridos, frente al Santuario de las Nazarenas, que terminan insultando la fe de los católicos.

Señor de los Milagros nos duele mucho que abusen, a veces, de la ignorancia para molestar a nuestro pueblo. Y por eso queremos decirte con especial cariño, como una señal pequeña de tus hijos: ¡Viva el Señor de los Milagros, Viva la Iglesia Católica, Viva Nuestra Madre Santísima!

Que así sea

 

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]