Lima, 23 de octubre de 2005

 
   
 

Monseñor Carlos García: "El amor a Dios está ligado al amor al prójimo"

Monseñor Carlos García Camader, Obispo Auxiliar de Lima, invocó a los fieles católicos a amar al Señor con el corazón, la mente y el alma, para que sea posible hacerlo con el prójimo.

"Los últimos evangelios nos han ido preparando para la síntesis de la Ley de Dios: Amar a nuestro Señor y a nuestro prójimo como a nosotros mismos", fueron las primeras palabras de Monseñor Carlos García Camader, Obispo Auxiliar de Lima, durante la Homilía Dominical, en la Basílica Catedral.

Monseñor García, destacó los tres elementos a tener en cuenta para cumplir con el primer mandamiento de la Ley de Dios.

Amar con todo el ser

Se puede amar a Dios de muchas maneras, sin embargo, sólo hay una correcta: "Con todo el corazón", pero para tal efecto hay que comprometerse "con toda la mente", puesto de manifiesto que "no puede haber un divorcio entre el corazón y la razón, para lo cual es básico una buena formación en la fe."

Para completar los tres elementos básicos y necesarios del ser para amar a Dios, "se le suma el alma". "El cristiano -agregó Monseñor García- debe testimoniar un amor íntegro a Dios en cada momento de nuestra vida y no sólo en las dificultades."

No malinterpretemos el concepto de amar a Dios.

El amor al que se refiere Jesús va mucho más allá, es hacer lo que Cristo nos pide, es decir, amar a Dios y al prójimo como a uno mismo".

Todos los que se consideran católicos tienen como premisa el amor a Dios, así como al prójimo; lamentablemente esto último no siempre se cumple dejando al alma contaminada. Al respecto, Monseñor Carlos García dijo, durante la Homilía, que "la mejor manera de ver cómo está el alma, es analizar cómo se trata al prójimo". Esto da como consecuencia que "donde no hay amor al prójimo no está Dios ya que ambos están ligados"

Al concluir su homilía, Monseñor Carlos García Camader, invocó a los fieles a expresar el amor a Dios libremente y así ser partícipes de los planes del Señor en la construcción de una Iglesia misionera.

Al concluir su homilía, Monseñor Carlos García Camader, invocó a los fieles a expresar el amor a Dios libremente y así ser partícipes de los planes del Señor en la construcción de una Iglesia misionera.

A la celebración Litúrgica asistieron cientos de fieles de numerosas parroquias, que acudieron en peregrinación a la Iglesia Primada para ganar la Indulgencia Plenaria, con motivo del Año Jubilar por el cuarto centenario de la muerte de Santo Toribio de Mogrovejo, Patrono del Episcopado Latinoamericano.

 

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]