Lima, 18 de setiembre de 2005

 
   
 

Obispo Auxiliar pidió orar
por nuevos diáconos ordenados

En la homilía dominical el Obispo Auxiliar de Lima, Monseñor Adriano Tomasi Travaglia, pidió a los fieles elevar sus oraciones por la fidelidad y santidad de los 7 nuevos diáconos ordenados por el Arzobispo de Lima Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne el pasado 17 de septiembre en la Basílica Catedral de Lima.

Durante la celebración de la Misa dominical en la Basílica Catedral de Lima, Monseñor Adriano Tomasi felicitó a los nuevos diáconos ordenados (formados en el Seminario Arquidiocesano de Santo Toribio de Mogrovejo), y los invitó a seguir con su fiel compromiso para que sean dentro de poco tiempo presbíteros diocesanos de la Iglesia de Lima.

EL Obispo Auxiliar de Lima dio gracias a Dios por hace florecer las vocaciones en nuestro tiempo, en nuestra iglesia y de nuestras familias, las que generosamente entregan a la Iglesia sus hijos para que sean ministros del evangelio en medio de su pueblo.

Asimismo, también agradeció al Pastor de la Iglesia de Lima por haber puesto como primera prioridad de su Ministerio Arzobispal las vocaciones, el seminario y los jóvenes sacerdotes. Y de poner todas sus fuerzas y acciones al servicio de esta prioridad logrando así los hermosos frutos que se están viendo.

Es por ello, que el Monseñor Adriano Tomasi pidió a todos los fieles presentes en la misa que eleven sus oraciones por la fidelidad y santidad de esto nuevos servidores del evangelio, y por su entrega completa y generosa a este misterio santo al que han sido llamados.

“Hoy el mundo pone innumerables tentaciones muy atractivas y fáciles en apariencia para hacer caer a quienes se esfuerzan por seguir a Cristo siguiendo fielmente su vocación y su misión, tanto en el matrimonio como en la vida consagrada”, agregó el Obispo Auxiliar.

El camino del Señor es distinto al nuestro

Refiriéndose al Evangelio el Obispo Auxiliar de Lima explicó que la parábola que narra Jesús es paradójica e incomprensible según los criterios humanos. “Se trata de Dios que personalmente va a contratar a los jornaleros, los busca inclusive en horas avanzadas y luego premia también a los últimos con lo mismo que paga a los primeros que han trabajado todo el día. Aunque esto provoque la envidia de los primeros”.

En ese sentido, “si bien la queja de estos nos parece justificada, el actuar del Señor no sigue los principios salariales y sindicales de nuestros tiempos, porque Él tiene una respuesta más justa. La respuesta del amo que da un salario justo y entero a todos, incluyendo a los últimos también, ya que su corazón no se mueve solo por la justicia según nuestro criterio, sino por la bondad, la compasión y la generosidad divina”, manifestó.

Asimismo, el Obispo argumentó que la parábola de Jesús no debemos entenderla desde la perspectiva de la política salarial, porque aquí Él no quiere darnos una lección de justicia social. “Cristo quiere que entendamos de una vez por todas que el modo de hacer de Dios está muy por encima de nuestra mentalidad y de nuestras decisiones pequeñas”, enfatizó.

Por tanto señaló que la esencia del evangelio, es saber que este mismo Señor es el que nos levanta cuando habiendo pecado reconocemos nuestra traición, con dolor y fe recurrimos a Él. “Ese Aquel que siempre está siempre con nosotros aun cuando los demás nos decepcionan o los abandonan. Basta que nos entreguemos a sus brazos acercándonos al confesionario para recibir, a través de la Iglesia, su misericordia y perdón”.

Para concluir su mensaje añadió: “Hermanos los caminos de Dios, de Jesús, son distintos y a veces sorprendentes. Porque son caminos que nos llevan a Él que es amor, misericordia y perdón para quienes lo buscan con corazón sincero. Y con la humildad que tuvo Santa María quien mejor que nos acompaña y protege en nuestro caminar".

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]