Lima, 23 de abril de 2006

 
   
 

En concurrida ceremonia se consagró como Obispo a Mons. Kay Schmalhausen

En la Catedral de Lima alrededor de dos millares de fieles, más de 30 obispos y decenas de sacerdotes, acompañaron la ordenación episcopal de Mons. Kay Schmalhausen, S.C.V., segundo obispo del Sodalicio de Vida Cristiana

Este domingo 23 de abril, alrededor de dos millares de fieles participaron en la Ordenación Episcopal de Mons. Kay Schmalhausen Panizo, S.C.V. La ceremonia tuvo lugar en la Basílica Catedral de Lima, a las 11:00 hrs. y fue presidida por el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, y celebrada junto a más de 30 obispos.

También participaron el Nuncio Apostólico del Papa, Mons. Rino Passigato, y el Legado Pontificio, Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, Arzobispo de Santo Domingo y Primado de América.

El Papa Benedicto XVI, el pasado 18 de febrero, designó a Mons. Schmalhausen como Obispo Prelado de Ayaviri. Hacia allí se dirigirá el domingo 30 del presente para tomar posesión de su nueva jurisdicción eclesiástica, acompañado de sus hermanos Obispos, así como de cientos de fieles de esta zona alto andina del país.

Ante una Catedral colmada de fieles, durante su homilía, el Card. Cipriani explicó que la imagen del sacerdote y el obispo bien podría expresarse en las palabras de Cristo «como el Padre me ha enviado», que manifiestan «como el Padre envió a Cristo a dar su vida para conocer a todas sus ovejas, para hacer el bien para ayudar a los pobres, los enfermos, para consolar los corazones afligidos». Después comentó que la Iglesia necesita de hombres y mujeres que aspiren a la santidad, como lo exhorta el Concilio Vaticano II, y en ese sentido «la Iglesia necesita sacerdotes santos, obispos santos, cardenales santos».

En otro momento el Arzobispo de Lima se dirigió al Sodalicio de Vida Cristiana, familia espiritual de la que forma parte Mons. Kay Schmalhausen, para agradecerles en nombre de la Iglesia «por este trabajo de evangelización, por estos frutos con los que el Señor está bendiciendo de manera tan generosa». «Gracias —añadió—, que Dios los siga bendiciendo y que sigamos siempre unidos en esta tarea que hoy abre campo en esta zona del sur andino».

Por su parte Mons. Kay Schmalhausen, en sus palabras al final de la Misa de Consagración Episcopal, agradeció emotivamente a Dios, a Santa María, nuestra Señora de la Reconciliación, al Papa Benedicto XVI, al Cardenal Cipriani, al Nuncio Apostólico, al Legado Pontificio, a sus hermanos obispos y a sus familiares.

También tuvo palabras especiales para su comunidad del Sodalicio de Vida Cristiana a quienes agradeció «por el don de la vida fraterna… por el sincero afecto, por el ejemplo edificante de muchísimos, por la comunión de corazones en el camino recorrido, por la amistad centrada en el Señor».

También hizo una mención para los grupos de fieles llegados desde el Callao, Arequipa y especialmente de Ayaviri a quienes dijo: «Que el Señor, el Buen Pastor, nos conceda estar muy pronto reunidos en la comunión de fe, de esperanza y de caridad».

Mons. Kay Schmalhausen se convierte así en el segundo obispo del Sodalicio de Vida Cristiana; y con 41 años de edad se sitúa como el prelado más joven de nuestro país y Sudamérica. A nivel mundial solo existen cinco obispos más jóvenes que Mons. Kay.

Hasta el momento de su elección, Mons. Schmalhausen venía desempeñándose como Capellán y Profesor de Ética en la Universidad Católica San Pablo en Arequipa, Director del Instituto para el Matrimonio y la Familia y responsable de la Asociación Familia de Nazaret en esa misma ciudad.

El nuevo obispo peruano nació en Lima, el 27 de julio de 1964. Es hijo de padre alemán y madre peruana. Cursó sus estudios secundarios en el Colegio Alexander Von Humboldt. Tras discernir su vocación, en febrero de 1983, ingresó a una comunidad del Sodalicio de Vida Cristiana. Luego de sus años de formación, cursó estudios filosóficos y teológicos en la Pontificia y Civil Facultad de Teología de Lima y en el Seminario de Medellín (Colombia). El 14 de diciembre de 1989 realizó su Profesión Perpetua en el Sodalicio de Vida Cristiana.

El 16 de diciembre de ese mismo año fue ordenado sacerdote por el Card. Alfonso López Trujillo, en ese entonces Arzobispo de Medellín.

Mons. Kay Schmalhausen, SCV, es el segundo obispo nombrado por el Papa del Sodalicio de Vida Cristiana. El primero fue Mons. José Antonio Eguren, SCV, actualmente Obispo Auxiliar de Lima.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]