Lima, 28 de agosto de 2006

 
   
 

Aprendamos a amar y a ser amados

Dando inicio a las celebraciones por la Fiesta de Santa Rosa de Lima –que tiene como día central este miércoles 30 de agosto-, el Arzobispo de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani, celebró la Santa Misa. La acción litúrgica se realizó el domingo 28, en la parroquia del mismo nombre, del distrito de Lince.

Ante la presencia de cientos de fieles, el Pastor de Lima manifestó que debemos entusiasmarnos con el amor porque es un gran misterio que necesita de nuestra meditación, silencio, reflexión y fe.

Señaló que nosotros debemos pedirle todos los días a Jesús que nos enseñe qué es el amor. “Hay muy pocos que consiguen a lo largo de su vida saber experimentar el amor, por eso aprendamos a amar y a ser amados”, añadió.

Afirmó que las enseñanzas de Cristo dan vida a nuestro espíritu, y Santa Rosa de Lima supo convertir la palabra de Dios en su espíritu y en una escuela donde aprendió a amar y a enamorarse del Señor.

“Sigamos el ejemplo de Santa Rosa de Lima que después de escuchar la petición del Señor de acudir al prójimo para enamorarse, ayudarlo, y servirlo, empezó a descubrir que el amor de Dios y a los demás tiene un gran misterio, el sacrificio”, concluyó.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]