Lima, 30 de agosto de 2006

 
   
 

Dejemos de lado las confrontaciones y volvamos nuestra mirada a Cristo

“En esta fiesta en honor a Santa Rosa de Lima los animo a despertar esa obligación interior, que no está escrita, sino en el corazón, en la que cada uno procura dar lo mejor de sí mismo al servicio de los demás”, manifestó el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, durante la misa por la Solemnidad de la primera Santa de América, realizada este miércoles 30 en la Basílica Catedral de Lima.

Señaló también que la cultura del deber nos lleva a todos a dimensiones insospechadas porque libera fuerza, entrega, heroísmo, pensamientos, fortaleza interior, serenidad, alegría y paz. “Esa cultura del deber que manifestara el Señor Presidente de la República, Dr. Alan García, en su mensaje el día 28 de julio y que además es barata”, añadió.

El Pastor de Lima expresó que en la emocionante vocación del policía es vital despertar y reforzar esa formación ética y moral que es el fundamento de su misión de servicio, porque sin ética no hay servicio, hay abuso y atropello.

“Hay que reconocer las fuerzas morales que nos llevan a comprender que la única solución a muchos de nuestros problemas es la tarea de vivir juntos como país”, indicó.

El buen ejemplo de Santa Rosa de Lima

Comentó que creer es algo bello y posee una fuerza que arrastra, y ese es el ejemplo de Santa Rosa de Lima, una mujer humilde y sencilla, que con su ejemplo de fe la ha llevado a todos los rincones del mundo.

“Que orgullo para nosotros tener a la primera santa de América, y para la policía tenerla como patrona, y que ejemplo para encontrar en ella las motivaciones de ser mejores”, expresó

Afirmó que debíamos dejar de lado la confrontación y la ideología antigua de la lucha de clases, que ya pasó y fracasó en la historia, y volver nuestra mirada a Cristo que no nos plantea una ideología, sino una llamada personal.

Antes de finalizar su homilía el Arzobispo de Lima hizo un llamado a los medios de comunicación para que sigan el ejemplo de Santa Rosa de Lima, una comunicadora que en el silencio de su bondad ha llegado al mundo entero a través de los siglos.

“Los animo a ser promotores de la bondad y del servicio, para que lleven la alegría a este pueblo que con tanta ilusión está emprendiendo estos inicios del siglo XXI”, concluyó.
Junto con el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne concelebraron la Santa Misa el Nuncio Apostólico en el Perú, Mons. Rino Passigato; el obispo Castrense, Mons. Salvador Piñeiro y sacerdotes de la Orden Dominica en el Perú.

Principales autoridades del país asistieron a la Solemnidad de Santa Rosa en la Basílica Catedral de Lima

A la Santa Misa asistieron el Presidente de la República, Alan García Pérez; la Primera Dama de la Nación, Pilar Nores de García; la Ministra del Interior, Pilar Mazzetti; el Ministro de Defensa, Allan Wagner Tizón; la Ministra de Justicia, María Zavala; el Ministro de Agricultura, Luis Salazar; el Ministro de Salud, Dr. Carlos Vallejo Sologuren.

También asistió el Director General de la Policía Nacional, General PNP Luis Montoya Villanueva; el alto mando de la Policía Nacional del Perú; el Alcalde de Lima, Dr. Luis Castañeda Lossio; la Jefa de la ONPE, Magdalena Chu y el Jefe del RENIEC, Dr. Eduardo Ruiz Botto.

Procesión en Honor a Santa Rosa de Lima

Concluida la Santa Misa, la imagen de Santa Rosa de Lima fue trasladada en procesión desde la Basílica Catedral hasta el Convento de Santo Domingo, previamente recibió el homenaje de Palacio de Gobierno, la Municipalidad de Lima, la Dirección General de la Policía Nacional del Perú, la Séptima Región Policial de Lima, la Dirección de Investigación Criminal, Sanidad de la Policía y la Dirección de Seguridad.

Santa Rosa de Lima: Patrona de América, Filipinas e Indias Occidentales

Como se recuerda, Santa Rosa de Lima se constituyó como Patrona de toda América, Filipinas e Indias Occidentales el 11 de agosto de 1670 por obra del Papa Clemente X. Al año siguiente se le canonizó y proclamó santa en la Capilla Sixtina del Vaticano.

Posteriormente, en setiembre de 1989, por constituir de virtud permanente de la conducta moral de los efectivos policiales, fue designada Patrona de la Policía Nacional de Perú, mediante DS N°27-89, convirtiéndose en fiel Defensora y Ángel Guardián de los integrantes de la institución policial. Antes había sido Patrona de la Guardia Civil del Perú.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]