Lima, 7 de diciembre de 2006

 
   
 

“Ayúdanos a seguir el camino de la fidelidad”: Misa por Mons. Elio Pérez Tapia SDB.

“Gracias Elio por tu ejemplo, tu entrega y tu fuerza”, estas fueron las palabras del Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, durante la Misa de exequias de Monseñor Elio Pérez Tapia, Obispo Emérito de Juli, realizada en la Basílica María Auxiliadora, y en la que participaron familiares, estudiantes y autoridades de la familia Salesiana en el Perú.

Durante su homilía, el Arzobispo de Lima dijo que Monseñor Elio Pérez fue un hombre que trabajó mucho por Juli y por Puno, un hombre que como buen salesiano siempre estuvo unido a María Auxiliadora desde su ordenación hasta sus últimos días de vida.

“Qué mejor ejemplo que el que nos deja el hermano Elio, un gran hijo de la Congregación Salesiana que como buen pastor se fue hasta uno de los rincones más apartados del país para una gran misión, llevar la palabra de Dios”, dijo el Pastor de Lima.

“Guíanos hacia el encuentro con María”

El Arzobispo de Lima, dijo además que Monseñor Elio seguirá presente entre nosotros, desde hoy será nuestro guía hacia el encuentro con Jesús y María.

También pidió no dejar de orar por él para que la iglesia tenga más modelos de entrega y esfuerzo.

“La iglesia ha perdido a un gran hijo”

Finalmente, el Cardenal Juan Luis Cipriani, expresó sus condolencias a los familiares, a los amigos y a la gran familia salesiana que -al igual que la iglesia en el Perú- llora por la pérdida de Monseñor Elio Pérez.

Por su parte, el Nuncio Apostólico, Monseñor Rino Passigato, hizo público un mensaje enviado por su Santidad el Papa Benedicto XVI, quien al enterarse de la muerte del Obispo de Juli dio también sus más sentidas condolencias a la iglesia peruana.

Junto al Cardenal Juan Luis Cipriani, concelebraron: el Obispo Auxiliar de Lima, Monseñor Adriano Tomasi; el Obispo del Callao, Monseñor Miguel Irízar; el Obispo Castrense, Monseñor Salvador Piñeiro; el Nuncio Apostólico, Monseñor Rino Passigato, entre otros sacerdotes, quienes al final de la misa rezaron un responso ante los restos mortales del que fuera Obispo de Juli.

Monseñor Elio Aleví Pérez Tapia nació el 13 de febrero de 1946 en Querocoto, Provincia de Chota, en el departamento de Cajamarca. El 19 de abril de 2001 fue nombrado Obispo Prelado de Juli (Puno) por el Papa Juan Pablo II y tomó posesión de su cargo el 10 de junio del mismo año. Ya en la jurisdicción, trabajó incansablemente por los pobres y campesinos, identificándose con ellos y con sus problemas.

Siempre estuvo muy interesado por la evangelización y promoción humana de los Aymaras. También trabajó en la búsqueda de vocaciones sacerdotales.

Entierro será en Catedral de Juli

Luego de la misa, a la que asistieron representantes de la Congregación Salesiana, las autoridades y el alumnado del Colegio Salesiano, los restos de Monseñor Elio Pérez fueron llevados hasta la capilla ardiente ubicada en uno de los salones de la Basílica María Auxiliadora donde permanecerá hasta el 7 de diciembre cuando el féretro será trasladado hasta el departamento de Puno para ser sepultados en la Catedral de Juli.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]