Lima, 31 de diciembre de 2006

 
   
 

Afrontemos este 2007 con enorme paz, amor y entusiasmo

Cientos de fieles limeños oraron por un 2007 lleno de paz y amor, durante la última misa del año 2006 celebrada en la Basílica Catedral de Lima por el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne.

Durante la homilía de la Misa concelebrada por el Nuncio Apostólico, Monseñor Rino Passigato, y otros sacerdotes de la arquidiócesis, el Arzobispo de Lima invocó al pueblo peruano a afrontar el año que viene con enorme paz, y con urgencia, porque el amor no espera.

“El amor no guarda rencor, no lleva una historia del pasado, más bien, todo lo convierte en presente y futuro. Pidámosle a la Virgen Santísima que en nuestro corazón entre todo eso con amor para convertir todos los asuntos de nuestra vida en ocasiones de amar más a Dios y al prójimo”, expresó.

También pidió a Nuestra Madre que en esta fiesta tan bonita, nos enseñe que el amor es el verdadero compás del reloj. “Cuando no existe el amor el tiempo nos hace más viejos, más renegones y más pesimistas. En cambio, cuando el amor marca el tiempo, cada día somos más jóvenes, más alegres, y más emprendedores”, agregó.

“Que este sentido del tiempo y del año que se va, nos vuelva a llevar a dar gracias a Dios, y afrontar el 2007 que viene con paz, amor y entusiasmo. Por eso, Madre Mía, bendícenos con tu amor para realmente inaugurar este año viendo a Dios”, invocó.

Finalmente, el Cardenal Juan Luis Cipriani, invitó a todos los fieles a participar, este 1 de enero, de la Solemnidad de Santa María, Madre de Dios.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]