Lima, 22 de enero de 2006

 
   
 

Cardenal Cipriani destacó el ejemplo Evangelizador de Santo Toribio de Mogrovejo

El Cardenal Cipriani dio inicio a las celebraciones a nivel nacional del Cuarto Centenario de la muerte de Santo Toribio de Mogrovejo. Asimismo inauguró la Asamblea Plenaria de Obispos del Perú.

La misa dominical celebrada en la Basílica Catedral, tuvo una especial connotación, ya que contó con la presencia del Cardenal Stephen Fumio Hamao, Presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes. La Eucaristía fue presidida por el cardenal Cipriani y participaron el Nuncio Apostólico, Monseñor Rino Passigato, el presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Obispo de Tacna, Monseñor Hugo Garaycoa Hawkins y todos los obispos del Perú.

Con esta Santa Misa se dio inicio también a las celebraciones en el Perú por el IV Centenario de la muerte de Santo Toribio de Mogrovejo y a la 87 Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Peruana.

En su homilía el Primado de la Iglesia en el Perú, destacó el modelo de vida que tuvo el Patrono del Episcopado Latinoamericano y su defensa de la dignidad de la persona que lo llevó a recorrer hasta los puntos más recónditos del Perú a fin de llevar la Evangelización a los más pobres.

El Purpurado, en una multitudinaria Celebración Eucarística, recordó algunos pensamientos del Papa Juan Pablo II, quien dijo que Santo Toribio “fue un ejemplar constructor de la unidad eclesial; en su trabajo evangelizador supo asociar presbíteros, religiosos y laicos en una admirable intento de comunión”, además de ser “un maestro insigne en la verdad al servicio de la comunión”.

Sin embargo, su labor no acabó ahí puesto que, adelantándose muchos años fue “un valeroso defensor y promotor de la dignidad de las personas y de la defensa de la familia. Desde ese punto de vista, el Cardenal Cipriani denunció la tendencia actual de reducir a la Iglesia Católica a ámbitos eclesiásticos; ante ello, “defiende con respeto, caridad y valentía el derecho y deber de anunciar la verdad de Cristo a todos los hombres de buena voluntad”.

La vida de un cristiano gira en torno a la Eucaristía

“Cada Eucaristía de alguna manera es algo nuevo en cada uno de nosotros, es el encuentro de nuestras vidas con Cristo vivo”, afirmó el Pastor de Lima acerca de la conversión de la que se hablaba en el Evangelio aclarando que a partir de la Comunión se marca un hito en la vida de cada ser humano.

La vida de un cristiano gira alrededor del misterio eucarístico, por lo que puede ser descrita con un ‘antes’ y un ‘después’, “que nos ayuda a convertirnos e impulsar ese estilo de vida eucarístico. Por eso, la gran tarea que tenemos todos es recordar la Santa Misa como el momento central de la sociedad cristiana”.

La Iglesia orientada hacia el futuro

La Iglesia Católica gobierna para siglos, por lo que está orientada para el futuro con la consigna de cumplir la tarea misionera aceptando los retos de la actualidad. Con ese objetivo se dio inicio a la Asamblea Ordinaria de la Conferencia Episcopal Peruana.

El Cardenal Juan Luis Cipriani imploró a la Virgen María y al Espíritu Santo que bendiga esta Asamblea a fin de llevarla a cabo de la mejor manera.

A su vez, le dio la bienvenida al Cardenal Stephen Fumio Hamao, quien agradeció el gesto y tuvo palabras de elogio hacia Santo Toribio de Mogrovejo, por sus “innumerables visitas pastorales a los poblados y su defensa a los indígenas”.

 

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]