Lima, 24 de junio de 2006

 
   
 

Que Cristo habite por la fe en nuestros corazones

El Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, Arzobispo de Lima, visitó este viernes 23 de junio la parroquia “San Pablo y Nuestra Señora del Carmen”, en el distrito de Breña, donde ofició la Santa Misa con ocasión de la Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús.

Durante su homilía, el Primado del Perú se refirió a la importancia de conocer el Corazón de Jesús, puesto que el “amor que Dios nos da lo hemos conocido a través de él y; el Verbo, la Palabra de Dios, procede del amor que brota del Corazón Sagrado de Jesús”.

DEVOCIÓN A LA EUCARISTÍA

Por ello, debemos tener una devoción muy especial a la Eucaristía en “donde está Jesucristo con su cuerpo, con su corazón, con su alma y con su Divinidad”.

El Arzobispo de Lima, también hizo referencia a las palabras de San Pablo quien –en una de sus cartas- invocó a recibir a Cristo en nuestros corazones: “dejen que Cristo habite por la fe en vuestros corazones, y cimentados en la caridad, podrán comprender junto a todos los santos, cuál es la anchura, la grandeza, la altura y la profundidad del amor de Cristo, para que os llenéis de toda plenitud de Dios”.

El Cardenal expresó que al recibir a Cristo en nuestros corazones, “pasa a purificar lo que no es bueno, pasa a engrandecer todas tus ilusiones y misiones en la vida. Él entrega su Amor a través de tu vida”.

Asimismo, instó a todos los fieles congregados en la parroquia “San Pablo y Nuestra Señora del Carmen”, a ser sembradores de amor, “pon amor donde no hay amor, y sacarás amor. Seamos sembradores de paz y de amor en un mundo que se ha revestido de soberbia y que no se da cuenta que Dios lo está esperando”.

UN HOMBRE Y UNA MUJER VALE LO QUE VALE SU CORAZÓN

“El conocimiento del corazón no es un sentimentalismo pasajero, el conocimiento del corazón le añade a ese conocimiento: la verdad, la alegría, la emoción, la fortaleza, la audacia, la serenidad, la paz”, afirmó el purpurado.

“Un hombre vale lo que vale su corazón, por eso debemos pedirle al Señor que podamos tener sus sentimientos, que podamos ser más amigos de Él”, agregó.

El Cardenal Juan Luis Cipriani señaló que debemos buscar tener “un corazón a la medida del Corazón de Cristo, pues así conservamos lo bueno y arrojamos lo malo, convertimos el dolor en gozo. Los Santos fueron hombres y mujeres de carne y hueso, como tú -como yo- pero que buscaron tener un corazón a la medida de Cristo, luchando cada día, dejaron una huella que con el tiempo se engrandece cada vez más”.

Finalmente, hizo un llamado a los fieles a ponerse en manos del Espíritu Santo y de Jesús Eucaristía, “y verás como ser Santo no es tan difícil, pero lo que sí exige es la humildad, que es la madre de las virtudes”.


   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]