Lima, 12 de marzo de 2006

 
   
 

Cuaresma: oportunidad para acercarnos más al Señor

En el II domingo de Cuaresma, Monseñor Adriano Tomasi, Obispo Auxiliar de Lima, recordó que la Cuaresma es la oportunidad que nos regala el Señor para que encontremos experiencia de paz y serenidad, en el silencio de nuestro corazón y en el momento de nuestra oración.

“También en un momento de soledad, en un coloquio espiritual o en un retiro se nos puede presentar la luminosidad del Señor”, agregó.

En la Santa Misa, en la que participaron cientos de fieles y representantes de las Hermandad del Señor de los Milagros, Monseñor Tomasi señaló también que Iglesia ha tomado las experiencias de las Sagradas Escrituras para llamarnos a vivir un tiempo sagrado de cuarenta días, a fin de que vivamos con mayor entrega el ayuno, es decir, al desprendimiento de lo que nos ata a lo negativo, el pecado.

“La Iglesia nos invita a entregarnos a la oración, a una unión mas intensa e íntima con el Señor. Y a tener una entrega mayor a la limosna, es decir, a la caridad hacia todos aquellos que necesitan de nuestra palabra, oración y de un gesto generoso para tener esperanza.

Indicó que somos un pueblo peregrino que vive estos cuarenta días de la Cuaresma con una oportunidad muy preciosa que nos ofrece el Señor para que convirtamos nuestros corazones, lo purifiquemos del pecado y lo abandonemos para siempre, y a sí nos acercamos más a Él, a nuestro Salvador.

“No dejemos hermanos que el ruido y las tormentas que están a nuestro alrededor nos estorben y destruyan nuestra paz. Sabemos muy bien en quien hemos depositado nuestra confianza, en Él y con Él, Cristo, nada ni nadie podrá hacernos daño ni vencernos”, concluyó.

 

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]